Ancap quiere abandonar a Sol

La petrolera uruguaya se encontraría estudiando la posibilidad de dar por terminada la sociedad con la empresa argentina. El emprendimiento, con sus US$ 30 millones de pérdidas, no ha logrado transformarse en un negocio rentable.

(EFE).- La empresa estatal de combustibles de Uruguay, Ancap, evalúa el costo que tendría poner fin a su sociedad con la empresa argentina Sol Petróleo debido a las pérdidas sufridas desde el inicio del convenio, informó ayer (jueves 01), la prensa local.

El nuevo directorio de la Administración Nacional de Combustibles, Alcoholes y Portland (Ancap) recibió esta semana un informe financiero que indica que en el año 2000 la sociedad tuvo pérdidas por US$ 30 millones, señalaron integrantes de la empresa al semanario Búsqueda.

Aunque se ha logrado reducir el margen de pérdidas en la Argentina, no se logró transformar la inversión en un negocio rentable, según los estudios de los servicios financieros de Ancap.

La empresa estatal uruguaya se asoció con Sol Petróleo en agosto de 1998 con una inversión de US$ 30 millones y debió desembolsar otros US$ 25 millones en septiembre de 1999 para superar las dificultades de la filial de la empresa argentina dedicada a la producción petroquímica.

A partir del segundo aporte, Ancap ejerce una virtual intervención de las dos unidades productivas de Sol Petróleo -la petrolera Cono Sur y su red de gasolineras en Buenos Aires- y de la petroquímica.

Las nuevas autoridades de la empresa uruguaya fueron informadas, además, de que el Fisco argentino reclama a Sol Petróleo el pago de una deuda cercana a los US$ 70 millones.

(EFE).- La empresa estatal de combustibles de Uruguay, Ancap, evalúa el costo que tendría poner fin a su sociedad con la empresa argentina Sol Petróleo debido a las pérdidas sufridas desde el inicio del convenio, informó ayer (jueves 01), la prensa local.

El nuevo directorio de la Administración Nacional de Combustibles, Alcoholes y Portland (Ancap) recibió esta semana un informe financiero que indica que en el año 2000 la sociedad tuvo pérdidas por US$ 30 millones, señalaron integrantes de la empresa al semanario Búsqueda.

Aunque se ha logrado reducir el margen de pérdidas en la Argentina, no se logró transformar la inversión en un negocio rentable, según los estudios de los servicios financieros de Ancap.

La empresa estatal uruguaya se asoció con Sol Petróleo en agosto de 1998 con una inversión de US$ 30 millones y debió desembolsar otros US$ 25 millones en septiembre de 1999 para superar las dificultades de la filial de la empresa argentina dedicada a la producción petroquímica.

A partir del segundo aporte, Ancap ejerce una virtual intervención de las dos unidades productivas de Sol Petróleo -la petrolera Cono Sur y su red de gasolineras en Buenos Aires- y de la petroquímica.

Las nuevas autoridades de la empresa uruguaya fueron informadas, además, de que el Fisco argentino reclama a Sol Petróleo el pago de una deuda cercana a los US$ 70 millones.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades