AMIA: el Gobierno no “toleró” las críticas

Corach rechazó las acusaciones realizadas en el acto por el quinto aniversario del atentado. Dijo que los familiares "le hacen el juego al terrorismo" y que en el homenaje "se traspasó un límite".

El Gobierno se preocupó ayer por responder a las críticas lanzadas por los familiares de las víctimas del atentado contra la Asociación Mutuales Israelitas Argentinas (AMIA), quienes durante el acto por el quinto aniversario del ataque acusaron directamente al Estado argentino de ser la conexión local. “Ayer lamentablemente se ha traspasado un límite al señalar la complicidad del Estado argentino. Creo que éste es un límite que no podemos tolerar”, indicó ayer a la mañana el ministro del Interior, Carlos Corach, a la salida de su domicilio. El funcionario minimizó la denuncia por encubrimiento que realizó Memoria Activa ante la Comisión Internacional de los Derechos Humanos (CIDH): “Son tonterías sin importancia”, dijo Corach, quien acusó a los familiares de las víctimas de estar politizando el caso y de “hacerle el juego al terrorismo”. Según el ministro, “afirmar que el Estado nacional está en connivencia con el terrorismo es darle al terrorismo una identidad y una penetración inadmisible en la República. Los terroristas no podrían haber soñado mayor aval que tal irresponsable afirmación”. Por su parte, Memoria Activa ratificó todo lo dicho durante el acto en su habitual reunión de los lunes.

El Gobierno se preocupó ayer por responder a las críticas lanzadas por los familiares de las víctimas del atentado contra la Asociación Mutuales Israelitas Argentinas (AMIA), quienes durante el acto por el quinto aniversario del ataque acusaron directamente al Estado argentino de ser la conexión local. “Ayer lamentablemente se ha traspasado un límite al señalar la complicidad del Estado argentino. Creo que éste es un límite que no podemos tolerar”, indicó ayer a la mañana el ministro del Interior, Carlos Corach, a la salida de su domicilio. El funcionario minimizó la denuncia por encubrimiento que realizó Memoria Activa ante la Comisión Internacional de los Derechos Humanos (CIDH): “Son tonterías sin importancia”, dijo Corach, quien acusó a los familiares de las víctimas de estar politizando el caso y de “hacerle el juego al terrorismo”. Según el ministro, “afirmar que el Estado nacional está en connivencia con el terrorismo es darle al terrorismo una identidad y una penetración inadmisible en la República. Los terroristas no podrían haber soñado mayor aval que tal irresponsable afirmación”. Por su parte, Memoria Activa ratificó todo lo dicho durante el acto en su habitual reunión de los lunes.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades