Altria: la escisión de actividades llegó a Kraft Foods

Mientras se prepara la partición de Altria Group en tres divisiones autónomas, una de ellas –Kraft Foods- empieza a vender áreas. Así, Wm.Wrigley Jr. (líder mundial en chicles) le compra marcas de caramelos y similares.

17 noviembre, 2004

La empresa pagará US$ 1.480 millones por un “paquete” de marcas, entre las cuales sobresalen Altoids (mentas), Life Savers (pastillas) y Sugus (masticables). Salvo el último, se trata de nombres de vieja raigambre en Estados Unidos y Canadá, pues aparecieron en el siglo XIX. Por otra parte, será la mayor adquisición en toda la historia de Wrigley’s, cuya goma de mascar es –sí- la más antigua de las existentes en ese mercado.

Las razones de Wrigley’s son exactamente opuestas a las de Altria. En su caso, desarrolla una estrategia de compras para competir con un rival directoro, Hershey, al cual intentó adquirir hace cuatro años. A la inversa, Kraft sale a desprenderse de golosinas para centrarse en negocios menos maduros y más rentables.

En verdad, la venta a Wrigley’s involucra el grueso de dulces controlados por Altria. Pero, de acuerdo con ejecutivos de Kraft, su actual estrategia es independiente del proyecto para dividir Altria en tres (Philip Morris USA, Philip Morris International, KF). Los números les dan la razón: en el II trimestre, las ventas de golosinas disminuyeron 10% respecto de un año antes.

Como ocurre en alimentos y bebidas, esto resulta de un nuevo desplazamiento de los consumidores hacia dietas que excluyen azúcares y substancias asociadas a colesterol, sobrepeso y obesidad. Por otra parte, las marcas vendidas representan apenas 1,5% de los ingresos mundiales de Kraft.

La empresa pagará US$ 1.480 millones por un “paquete” de marcas, entre las cuales sobresalen Altoids (mentas), Life Savers (pastillas) y Sugus (masticables). Salvo el último, se trata de nombres de vieja raigambre en Estados Unidos y Canadá, pues aparecieron en el siglo XIX. Por otra parte, será la mayor adquisición en toda la historia de Wrigley’s, cuya goma de mascar es –sí- la más antigua de las existentes en ese mercado.

Las razones de Wrigley’s son exactamente opuestas a las de Altria. En su caso, desarrolla una estrategia de compras para competir con un rival directoro, Hershey, al cual intentó adquirir hace cuatro años. A la inversa, Kraft sale a desprenderse de golosinas para centrarse en negocios menos maduros y más rentables.

En verdad, la venta a Wrigley’s involucra el grueso de dulces controlados por Altria. Pero, de acuerdo con ejecutivos de Kraft, su actual estrategia es independiente del proyecto para dividir Altria en tres (Philip Morris USA, Philip Morris International, KF). Los números les dan la razón: en el II trimestre, las ventas de golosinas disminuyeron 10% respecto de un año antes.

Como ocurre en alimentos y bebidas, esto resulta de un nuevo desplazamiento de los consumidores hacia dietas que excluyen azúcares y substancias asociadas a colesterol, sobrepeso y obesidad. Por otra parte, las marcas vendidas representan apenas 1,5% de los ingresos mundiales de Kraft.

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades