Alquiler de propiedades: tres tendencias que llegaron para quedarse

Se podrá alquilar sin garantía propietaria, con visitas virtuales y con firmas digitales.

El Covid-19 vino a acelerar lo que venía dándose de manera gradual para muchas industrias. En el caso del mercado inmobiliario, si bien sufrió un parate como consecuencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Poder Ejecutivo, de a poco fue retomando la actividad. Una actividad que tuvo que adoptar nuevas maneras de operar y a la tecnología como herramienta fundamental.

En este marco, el sector fue testigo de un cambio de paradigma en tres ejes:

  1. Garantía propietaria versus otro tipo de garantía

La disponibilidad de una garantía propietaria como requisito para alquilar ha sido históricamente un problema para muchas de las 9 millones de personas que alquilan en Argentina.  Durante décadas, el paradigma de la garantía propietaria fue la única opción considerada por los dueños a la hora de alquilar su inmueble.  Actualmente, se consolida el uso de otro tipo de garantías que resultan más beneficiosas tanto para el inquilino como para el propietario.

GarantíaYa se planteó resolver este problema ofreciendo la posibilidad de obtener una garantía demostrando ingresos propios, de personas cercanas o un certificado de estudios. La empresa ofrece una solución alternativa a la garantía propietaria para alquilar viviendas, locales u oficinas, firmando como garante el contrato de locación. La gestión se puede realizar en dos horas y 100% online ya que la empresa utiliza la firma digital en la firma del contrato.

 

  1. Firma digital en contratos de alquiler

En la actualidad, y más aún en el contexto de aislamiento, la firma digital se aplica en contratos de cualquier tipo, recibos de sueldo, documentación laboral en general, comercial, bancaria, administrativa, judicial y educativa, y cada vez son más los ámbitos que la requieren ante la imposibilidad de encontrarse cara a cara.

Lo más relevante en estas circunstancias es que el trámite de la garantía y la firma del contrato de alquiler se pueden realizar 100% online gracias a la firma digital, algo que GarantiaYa dispone hace más de un año y medio.

Desde el punto de vista legal tiene el mismo status que la firma de puño y letra y posee altos estándares de seguridad. Se presume que toda firma digital pertenece al titular del certificado digital.

Su mayor beneficio es la inmediatez y el alcance global, ya que se pueden firmar contratos desde cualquier lugar del mundo y la reducción de costos porque no hay que certificar contrato mediante escribano.

Además, el documento es válido digitalmente, no hay que archivarlo en una carpeta física lo que resulta beneficioso para el cuidado del medioambiente. Se puede copiar el archivo las veces que sea necesario y todas las versiones son válidas, siempre se tendrá el documento original y la validez legal la da la plataforma digital donde se origina.

  1. Visitas virtuales

La imposibilidad de ver personalmente los inmuebles obligó a las inmobiliarias a ofrecer otro tipo de recursos digitales a los clientes. Las personas encontraron en la tecnología una aliada clave al momento de conseguir un inmueble para alquilar. Sobre todo a los millenials, por tratarse de una generación nativa digital, multipantalla, multidispositivos y “early adopter”, al momento de buscar, elegir dónde vivir y cómo acceder a una propiedad, el canal on line les resulta una excelente opción. En este sentido, es importante que los recursos que se le brindan sean los apropiados. Por ejemplo, las fotos y los videos para mostrar una propiedad deben ser de calidad, sin textos que lo contaminen, y se debe procurar brindar la información precisa.  A esta tendencia se suma que las personas consultan sobre las propiedades por redes sociales y whatsapp en forma permanente.

La crisis provocada por la pandemia ha hecho que los profesionales del sector inmobiliario se replanteen cambios en su forma de trabajar y apuesten por la transformación digital que el sector llevaba años reclamando. “Es imperativo innovar para adaptarse a los nuevos tiempos. El sector se está dando cuenta de que el impacto de la pandemia hubiera sido mucho menor de haber tenido ya implementados recursos como la firma digital, mejor calidad de fotos y videos de las propiedades, buenos portales web y redes sociales preparadas”, señala Gustavo Daniszewski, Director General de GarantíaYa.

El teletrabajo, las entrevistas a los clientes por videoconferencia, las visitas a inmuebles de manera online y a través de plataformas de realidad virtual, los contratos digitales y la adopción masiva de la firma digital pasarán a formar parte de las rutinas de la industria inmobiliaria a partir de ahora”, concluyó.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades