Ahora es Mitsubishi: con tests fraguados

La automotriz japonesa admitió, como Volkswagen, que deliberadamente manipuló los datos de las pruebas para que den mejor consumo de combustible en cuatro de los modelos que vende en Japón. Estamos hablando de 625.000 vehículos.

La empresa dio esta mañana una conferencia de prensa pidiendo disculpas por el engaño y diciendo que está investigando a los empleados responsables. Los vehículos involucrados son minivans, camiones y autos de pasajeros pero todos pertenecen a la categoría de bajo consumo de combustible y, por lo tanto, pagan menos impuestos.

 

Los modelos son: eK Wagon y eK Space, fabricados y vendidos por Mitsubishi (157.000 autos en total) y el Dayz y Dayz Roox (468.000 unidades) fabricados por Mitsubishi pero entregados a Nissan para la venta. Parece que fueron los examinadores internos de Nissan los que descubrieron la discrepancia entre los datos publicados sobre ahorro de combustible y los resultados reales.

 

Hay diferencias con el caso de Volkswagen, pero el mercado ya está muy sensible con este tipo de cosas, dijo el analista japonés Seiji Sugiura.

 

En su disculpa de esta mañana Mitsubishi prometió una profunda investigación y aclaró que se trata solo de vehículos vendidos en Japón pero que investigará también unidades vendidas en el exterior. No se conoce, sin embargo, cuál es la magnitud de la alteración de los datos.

 

Las acciones de la compañía sufrieron esta mañana la mayor caída en más de diez años: 15%

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades