Aerolíneas: continuaron las protestas

Trabajadores de la línea aérea cortaron durante una hora la autopista Ricchieri, en reclamo por los salarios atrasados, al tiempo que denunciaron un "boicot del Estado español".

4 septiembre, 2001

(NA). – Unos 200 trabajadores de Aerolíneas Argentinas mantuvieron cortada ayer (lunes 3) durante una hora la autopista Ricchieri en el acceso al aeropuerto de Ezeiza, donde reclamaron una rápida definición sobre la venta de la compañía y criticaron al Gobierno por su “inacción”.

Los manifestantes se apostaron, hacia las 15:30, sobre los seis carriles de la Ricchieri, en la zona conocida como Los Chivatos, a unos tres kilómetros del aeropuerto, donde permanecieron hasta las 16:30.

Hasta ese lugar llegaron técnicos aeronáuticos y aeronavegantes, quienes salieron de los hangares del aeropuerto e incendiaron gomas sobre las dos manos de la Ricchieri, provocando largas caravanas de vehículos.

En la protesta, los empleados de Aerolíneas exigieron el pago de los salarios atrasados desde hace dos meses y denunciaron un “boicot del Estado español” contra la línea aérea.

“Queremos que vuelvan todos los vuelos internacionales y que los oferentes (para la compra de la empresa) tengan respaldo económico. Esto es un boicot que realiza el Estado español contra Aerolíneas”, explicó el titular de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), Ricardo Cirielli.

Además, el dirigente le reclamó al Gobierno que “no se haga el distraído” en la situación de la aerolínea, ya que –según advirtió– “en las urnas lo va a pagar muy caro si no soluciona la situación de Aerolíneas y de Austral”.

“El Gobierno muestra una actitud pasiva y pusilánime”, agregó el secretario adjunto de Apta, Juan Pappalardo.

“Desde el principio la Sepi (el órgano del Estado español que posee la mayoría del paquete accionario de la empresa) quiso quebrar Aerolíneas y ahora está muy cerca de lograrlo”, señaló el sindicalista.

En esa misma línea, advirtió que la línea aérea está “virtualmente paralizada por decisión de las autoridades españolas que la han vaciado y ahora demoran sospechosamente en definir quién se hará cargo de la compañía”.

Esa demora, agregó, “beneficia exclusivamente a (la línea aérea de bandera española) Iberia, que es la única que mantiene los vuelos a Europa”, por lo que insistió en la “urgente restitución” de los servicios a ese destino.

La protesta de los aeronáuticos provocó también demoras a los pasajeros que debían partir de Ezeiza pero quedaron varados a la altura del corte, y de varios automovilistas que discutieron airadamente con los manifestantes.

(NA). – Unos 200 trabajadores de Aerolíneas Argentinas mantuvieron cortada ayer (lunes 3) durante una hora la autopista Ricchieri en el acceso al aeropuerto de Ezeiza, donde reclamaron una rápida definición sobre la venta de la compañía y criticaron al Gobierno por su “inacción”.

Los manifestantes se apostaron, hacia las 15:30, sobre los seis carriles de la Ricchieri, en la zona conocida como Los Chivatos, a unos tres kilómetros del aeropuerto, donde permanecieron hasta las 16:30.

Hasta ese lugar llegaron técnicos aeronáuticos y aeronavegantes, quienes salieron de los hangares del aeropuerto e incendiaron gomas sobre las dos manos de la Ricchieri, provocando largas caravanas de vehículos.

En la protesta, los empleados de Aerolíneas exigieron el pago de los salarios atrasados desde hace dos meses y denunciaron un “boicot del Estado español” contra la línea aérea.

“Queremos que vuelvan todos los vuelos internacionales y que los oferentes (para la compra de la empresa) tengan respaldo económico. Esto es un boicot que realiza el Estado español contra Aerolíneas”, explicó el titular de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), Ricardo Cirielli.

Además, el dirigente le reclamó al Gobierno que “no se haga el distraído” en la situación de la aerolínea, ya que –según advirtió– “en las urnas lo va a pagar muy caro si no soluciona la situación de Aerolíneas y de Austral”.

“El Gobierno muestra una actitud pasiva y pusilánime”, agregó el secretario adjunto de Apta, Juan Pappalardo.

“Desde el principio la Sepi (el órgano del Estado español que posee la mayoría del paquete accionario de la empresa) quiso quebrar Aerolíneas y ahora está muy cerca de lograrlo”, señaló el sindicalista.

En esa misma línea, advirtió que la línea aérea está “virtualmente paralizada por decisión de las autoridades españolas que la han vaciado y ahora demoran sospechosamente en definir quién se hará cargo de la compañía”.

Esa demora, agregó, “beneficia exclusivamente a (la línea aérea de bandera española) Iberia, que es la única que mantiene los vuelos a Europa”, por lo que insistió en la “urgente restitución” de los servicios a ese destino.

La protesta de los aeronáuticos provocó también demoras a los pasajeros que debían partir de Ezeiza pero quedaron varados a la altura del corte, y de varios automovilistas que discutieron airadamente con los manifestantes.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades