Abren restaurantes y cafés en Francia

Fieles a las exigencias de la elegancia, las francesas usan sombreros con pantalla para recuperar su vida social.

Luego de 11 semanas con la puerta cerrada durante una de las primaveras más cálidas registradas en los últimos años, los restaurantes y cafés de París y las principales ciudades de las provincias francesas retoman la actividad.

 

Pero no solamente tiene importancia social ese sector. Esencialmente da empleo a dos millones de personas, la décima parte de la fuerza laboral del país. De modo que su éxito o fracaso después de la pandemia contribuirá a decidir el futuro económico de Francia en los próximos meses y años.

 

Tal vez con eso en mente es que el Ministro de Finanzas, Bruno Le Maire se hizo filmar tomando café y conversando en el Café de Phares, en Place de la Bastille, un lugar donde se realizan charlas filosóficas. Momentos antes había dicho en una entrevista radial que probablemente la economía francesa se contraiga 11% este año debido al “shock extrmadamente violento” de la pandemia.

 

Desde el 1 de marzo 29.000 personas murieron en Francia por Covid-19, pero en las últimas semanas el número de infectados y muertos descendió considerablemente.

Restaurantes y cafés deben aplicar medidas de distanciamiento social. Por el momento, no permitirán personas paradas delante de la barra y los mozos deberán usar tapabocas obligatorio.

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades