5.300 suspensiones en la industria automotriz

La cifra corresponde sólo al mes de septiembre, y responde a la crítica situación que atraviesan las terminales y las compañías autopartistas.

5 septiembre, 2001

(NA). – Alrededor de 5.300 trabajadores de la industria automotriz serán afectados por suspensiones durante septiembre, como consecuencia de la persistente caída en las ventas al mercado interno y la elevada acumulación de stocks.

La empresa Ford decidió reducir a cuatro días por semana durante todo septiembre la producción de la planta ubicada en la localidad bonaerense de Pacheco.

Así lo indicó el gerente de Relaciones Institucionales de la firma, Rodolfo Ceretti, quien destacó que los 2.000 operarios afectados por la medida percibirán 98% de sus salarios.

“Realmente, el mercado está muy chato y creo que el mismo panorama se mantendrá en septiembre”, expresó Ceretti, al tiempo que estimó que las ventas al mercado interno en agosto oscilarán en unas 15 mil unidades.

El ejecutivo atribuyó la crisis del sector a la caída de las exportaciones y la fuerte contracción del mercado interno y expresó que “los usuarios particulares no cuentan con acceso al crédito” para adquirir una unidad cero kilómetro.

“Esperemos que se tranquilice la situación financiera y la gente pueda acceder a préstamos con tasas de interés razonables para que se reactive la industria”, sostuvo.

Ceretti señaló que la empresa tiene una capacidad de producción de 600 unidades diarias, pero que actualmente sólo fabrica la mitad.

Por otra parte, la fábrica de camiones Iveco suspenderá durante este mes a los 220 trabajadores que tiene en la planta ubicada en la localidad cordobesa de Ferreyra.

Así lo indicó, Daniel Dragún, secretario adjunto de Smata-Córdoba, quien adelantó que la fábrica no abrirá sus puertas en septiembre y que en octubre sólo habrá producción durante 4 o 5 días.

La compañía subsidiaria del grupo italiano Fiat se comprometió a pagar 50% de los sueldos y mantener el régimen de suspensiones hasta enero próximo, pero el gremio efectuó una propuesta para percibir al menos 65% de los salarios.

Dragún indicó que en agosto Iveco lanzó un plan de retiros voluntarios en el que sólo se inscribieron 43 operarios, cuando la empresa esperaba que se anotaran al menos 70 trabajadores.

El gremialista dijo que la planta de Iveco tiene una capacidad de producción de 200 camiones mensuales y en julio, solamente vendió 20 unidades.

Por su parte, la empresa Fiat decidió reducir hasta fin de año a una sola semana por mes la producción de la planta ubicada en Ferreyra, adonde emplea a 890 operarios.

A partir del acuerdo con Smata, los trabajadores cobrarán 75% de sus sueldos en este cuatrimestre.

De esta manera, Fiat redujo la producción a 700 unidades semanales, cuando la capacidad instalada le permitiría fabricar esa cantidad pero diariamente.

En tanto que desde la semana pasada, Renault dispuso que los 1.250 trabajadores de la planta de Santa Isabel trabajen en dos grupos, alternando una semana de por medio cada uno y en sólo en un turno. La empresa tiene prevista una producción de 6.200 unidades para el resto del año. Según lo acordado con el gremio, los trabajadores percibirán 65% de los sueldos.

En otro orden, Dragún dijo que la crítica situación que atraviesan las terminales repercute en las compañías autopartistas que también tuvieron que suspender personal o adelantar
vacaciones.

Al respecto, el gremialista estimó que unos 700 trabajadores de la industria autopartista se encuentran afectados por suspensiones y despidos.

Por su lado, la automotriz Volkswagen decidió mantener la producción normal en la planta que posee en Córdoba, donde se fabrican cajas de trasmisión, y no suspender a los 1.109
operarios. Sin embargo, la compañía resolvió no renovar los contratos de 282 operarios que trabajaban en condición de contratados.

(NA). – Alrededor de 5.300 trabajadores de la industria automotriz serán afectados por suspensiones durante septiembre, como consecuencia de la persistente caída en las ventas al mercado interno y la elevada acumulación de stocks.

La empresa Ford decidió reducir a cuatro días por semana durante todo septiembre la producción de la planta ubicada en la localidad bonaerense de Pacheco.

Así lo indicó el gerente de Relaciones Institucionales de la firma, Rodolfo Ceretti, quien destacó que los 2.000 operarios afectados por la medida percibirán 98% de sus salarios.

“Realmente, el mercado está muy chato y creo que el mismo panorama se mantendrá en septiembre”, expresó Ceretti, al tiempo que estimó que las ventas al mercado interno en agosto oscilarán en unas 15 mil unidades.

El ejecutivo atribuyó la crisis del sector a la caída de las exportaciones y la fuerte contracción del mercado interno y expresó que “los usuarios particulares no cuentan con acceso al crédito” para adquirir una unidad cero kilómetro.

“Esperemos que se tranquilice la situación financiera y la gente pueda acceder a préstamos con tasas de interés razonables para que se reactive la industria”, sostuvo.

Ceretti señaló que la empresa tiene una capacidad de producción de 600 unidades diarias, pero que actualmente sólo fabrica la mitad.

Por otra parte, la fábrica de camiones Iveco suspenderá durante este mes a los 220 trabajadores que tiene en la planta ubicada en la localidad cordobesa de Ferreyra.

Así lo indicó, Daniel Dragún, secretario adjunto de Smata-Córdoba, quien adelantó que la fábrica no abrirá sus puertas en septiembre y que en octubre sólo habrá producción durante 4 o 5 días.

La compañía subsidiaria del grupo italiano Fiat se comprometió a pagar 50% de los sueldos y mantener el régimen de suspensiones hasta enero próximo, pero el gremio efectuó una propuesta para percibir al menos 65% de los salarios.

Dragún indicó que en agosto Iveco lanzó un plan de retiros voluntarios en el que sólo se inscribieron 43 operarios, cuando la empresa esperaba que se anotaran al menos 70 trabajadores.

El gremialista dijo que la planta de Iveco tiene una capacidad de producción de 200 camiones mensuales y en julio, solamente vendió 20 unidades.

Por su parte, la empresa Fiat decidió reducir hasta fin de año a una sola semana por mes la producción de la planta ubicada en Ferreyra, adonde emplea a 890 operarios.

A partir del acuerdo con Smata, los trabajadores cobrarán 75% de sus sueldos en este cuatrimestre.

De esta manera, Fiat redujo la producción a 700 unidades semanales, cuando la capacidad instalada le permitiría fabricar esa cantidad pero diariamente.

En tanto que desde la semana pasada, Renault dispuso que los 1.250 trabajadores de la planta de Santa Isabel trabajen en dos grupos, alternando una semana de por medio cada uno y en sólo en un turno. La empresa tiene prevista una producción de 6.200 unidades para el resto del año. Según lo acordado con el gremio, los trabajadores percibirán 65% de los sueldos.

En otro orden, Dragún dijo que la crítica situación que atraviesan las terminales repercute en las compañías autopartistas que también tuvieron que suspender personal o adelantar
vacaciones.

Al respecto, el gremialista estimó que unos 700 trabajadores de la industria autopartista se encuentran afectados por suspensiones y despidos.

Por su lado, la automotriz Volkswagen decidió mantener la producción normal en la planta que posee en Córdoba, donde se fabrican cajas de trasmisión, y no suspender a los 1.109
operarios. Sin embargo, la compañía resolvió no renovar los contratos de 282 operarios que trabajaban en condición de contratados.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades