Una versión china del plan Marshall

Beijing planea comprar más bonos soberanos españoles. Por ende, Madrid no dependerá tanto de rescates tipo FMI-Bruselas. Con el desempleo en casi 21,3% de la población activa (otro récord, en febrero), el país prefiere evitar recetas ortodoxas.

<p>Si bien la toma china de t&iacute;tulos se ha octuplicado, de &euro; 5.135 millones a fines de 2008 a 43.145 millones dos a&ntilde;os despu&eacute;s, Beijing alienta una forma inversa de plan Marshall. Se ha encargado de tornarlo expl&iacute;cito Li Keqiang, viceprimer ministro. Inclusive, dio a entender que la cifra podr&iacute;a ser superior a la sugerida, en reserva, por el banco de Espa&ntilde;a (central). <br />
<br />
La actitud de Li es muy significativa, pues se lo supone sucesor en 2012 del actual premier, Wen Jiabao. &ldquo;No acudimos con las manos vac&iacute;as y pensamos sumarnos a la Uni&oacute;n Europea y al Fondo Monetario Internacional&rdquo;, recalc&oacute; el miembro del politbur&oacute;. Extra&ntilde;a que, por lo menos hasta ahora, los beneficiarios se limiten a escuetas alusiones formales. Sobre todo, s&iacute; se considera la posibilidad de profundizar inversiones. <br />
<br />
Tampoco se han tenido en cuenta contactos de Li en Berl&iacute;n y Londres. Menos se resalt&oacute; que los convenios abarcan entidades financieras. Una es el banco Bilbao Vizcaya Argentaria, BBVA). Otro grupo comprende a Repsol. Se trata de doce acuerdos con contrapartes privadas tan relevantes como industrias b&aacute;sicas, banca, aerotransportes, telecomunicaciones, inform&aacute;tica y agro, entre otros.<br />
<br />
Semejante mezcla genera todo tipo de presunciones, entre ellas una muy singular: el eventual monto de las tomas podr&iacute;a compararse con &ldquo;un plan Marshall para Espa&ntilde;a&rdquo;. Esto se relaciona con el deseo chino de proyectarse pol&iacute;ticamente aprovechando la interminable crisis europea de endeudamiento soberano, en desmedro de la UE y el FMI. Varios analistas afirman que China sigue preparando su propio salvamento para la Eurozona.<br />
<br />
Por de pronto, Beijing ya auxilia a Grecia, Portugal y Espa&ntilde;a. El proyecto tiene sentido, pues los diecisiete pa&iacute;ses de la Eurozona constituyen el socio principal de China, tanto en exportaci&oacute;n como en importaciones. <br />
<br />
De paso, la potencial alianza trabar&aacute; las presiones norteamericanas para que China reval&uacute;e o deje flotar el y&uuml;an respecto de la canasta euro-d&oacute;lar-yen. Si bien la mayor parte de las reservas est&aacute; en d&oacute;lares (1,5 billones), Beijing posee ya 10% de la deuda soberana en euros. <br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades