Una filtración que revela discrepancias en el G 20

El sábado se afirmaba que la cumbre del Grupo de los 20 en Londres (desde el jueves 2) sería “el comienzo de una nueva era”. Pero ahora las reyertas intestinas crean dudas sobre si el encuentro será tan inútil, o más, que el de noviembre.

<p>Uno de los nuevos esc&eacute;pticos es el primer ministro brit&aacute;nico Gordon Brown. Todav&iacute;a en Vi&ntilde;a del Mar, le contaron que Alemania estaba circulando un borrador propio de documento final. Algo nada elegante, si se recuerda que la reuni&oacute;n cerrar&aacute; reci&eacute;n el s&aacute;bado 4.</p>
<p>Por v&iacute;as informales &ndash;o sea, los medios- Berl&iacute;n intent&oacute; aclarar que, en realidad, se trataba del informe de las reuniones preparatorias, hace dos semanas. Al parecer, alg&uacute;n bur&oacute;crata distra&iacute;do tuvo la culpa por la filtraci&oacute;n del texto al semanario &ldquo;Spiegel&rdquo;, nada menos.</p>
<p>A diferencia de aquel informe, el proyecto difundido ahora contiene un pasaje espinoso acerca de nuevas medidas coyunturales para frenar la crisis sist&eacute;mica. Lo malo es que Alemania disiente abiertamente en ese tema con Estados Unidos y la incondicional Gran Breta&ntilde;a. La prensa londinense sali&oacute; a denunciar &ldquo;sabotaje&rdquo; por parte de Berl&iacute;n.</p>
<p>Curiosamente, la canciller Angela Merkel hab&iacute;a declarado al &ldquo;Financial Times&rdquo;, tan luego, que su pa&iacute;s no planteaba nuevo programa de corto plazo. Eso se public&oacute; el s&aacute;bado. Despu&eacute;s, apareci&oacute; el borrador en cuesti&oacute;n, seg&uacute;n el cual el G-20 aceptar&aacute; en la cumbre un paquete de est&iacute;mulos por US$ 2 billones (millones de millones) para (a) recobrar dos puntos de cada producto bruto interno y (b) recrear diecinueve millones de empleos.</p>
<p>Entretanto, algunos miembros del G-20 quieren otro Bretton Woods (al original lo sepult&oacute; Richard Nixon en 1971) Los m&aacute;s l&iacute;ricos hablan de &ldquo;m&aacute;s vigilancia y transparencia&rdquo; y por ende menos especulaci&oacute;n. No es casual que las dr&aacute;sticas reformas financieras elevada por Barack Obama al Congreso tengan puntos en com&uacute;n con la trascendido. En ese caso, la fuente real no ser&iacute;a Alemania.&nbsp;&nbsp; </p>
<p>&nbsp;</p>
<p>&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades