Un AA+ que anuncia una nueva era en el mercado

Mohamed El-Erian dirige el fondo inversor londinense PimCo, pero también es un analista financiero poco convencional. Ahora, la baja de grado que Standard & Poor’s le decretó a Estados Unidos lleva a reajustes del sistema, aunque no todo sea negro.

7 agosto, 2011

<p>A criterio del ejecutivo, en un nuevo an&aacute;lisis para clientes, &ldquo;habr&aacute; consecuencias, incertidumbres y hasta alg&uacute;n atisbo de esperanza&rdquo;. Por supuesto, no hace mucho habr&iacute;a sido inimaginable que Washington perdiera la categor&iacute;a AAA. Las letras de tesorer&iacute;a era sin&oacute;nimo de riesgo cero, no variables de otras colocaciones.<br />
<br />
&ldquo;Los mercados abren este lunes &ndash;se&ntilde;ala El-Erian- en otra realidad con efectos diversos, donde ser&aacute; preciso recodificar riesgos y sistemas operativos, evaluando el management colateral de liquidez. Sectores claves ser&aacute;n escrutados estrechamente. Entre ellos, el complejo mercado monetario y las reacciones de los m&aacute;ximos acreedores titulizados de EE.UU.&rdquo; Por ejemplo, China.<br />
<br />
Mientras tanto, &ldquo;en la econom&iacute;a f&iacute;sica, los costos crediticios para casi todos los tomadores norteamericanos ir&aacute;n subiendo con el tiempo. En lo pol&iacute;tico, los esp&iacute;ritus &ndash;recalentados por el largo debate sobre el tope de endeudamiento- dificultar&aacute;n nuevas inversiones y recreaci&oacute;n de puestos laborales&rdquo;.<br />
&nbsp;</p>

<p>Por otra parte, es probable que la descalificación soberana de S&P sea seguida de medidas similares (de esta agencia, Moody’s Investors Service o Fitch Ratings) que achiquen todavía más la élite AAA. “Si ocurre así y la ola toca a Francia, por ejemplo, se complicarán extraordinariamente los esfuerzos –teme el directivo de PimCo- para rescatar varias economías periféricas o intermedias en la Eurozona”.<br />
<br />
También arreciarán presiones sobre los excesos de las propias calificadoras. Como vienen preguntándose Angela Merkel (Alemania), Nicolas Sarkozy, Mario Draghi (pronto en el Banco Central Europea) y otros ¿quién califica a estas agencias singularmente tan poderosas? “No será difícil que varios estados claves se unan en un intento de erosionar el poder monopólicos y la influencia operativa de las agencias. A su vez –apunta El-Erian-, los inversores institucionales deberán hacer algo que han evitado durante años: desarrollar sus propias calificaciones, sin depender de terceros”. ¿Quiénes son ellos? Grandes bancas privadas de inversión.<br />
<br />
Los efectos negativos de la degradación no se agotan ahí. Con EE.UU. como centro de la red financiera mundial, la decisión de S&P irá mermando el peso del dólar como divisa y refugio para los ahorros de países, empresas e individuos. En síntesis, dejará de ser el ancla que evitada la fragmentación económica. Vale decir, el proceso abrirá paso a un universo multipolar anterior, inclusive, a los tiempos del patrón oro.<br />
<br />
Pese a tanta pálida, El-Erian divisa un costado positivo. “La degradación puede despertar a la dirigencia política, no sólo en Washington. Se trata de señales nada ambiguas sobre el declinante papel internacional de EE.UU. y obligan a mejorar la calidad y la coherencia del gobierno”.</p>
<p> </p>

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades