Turquía: Gül, primer presidente no laico en su historia

No fue sorpresa. El parlamento, dominado por el oficialismo islámico (partido justicia y desarrollo, AKP), designó al hoy ex canciller Abdullá Gül. Un homenaje a Kemal Atatürk –padre de la república laica- no acalló el desasosiego militar.

En Argentina, donde los entorchados comulgan con ruedas de molino, sería una envidiable rareza: generales defensores del laicismo. También lo sería en Estados Unidos, donde tantos militares son fundamentalistas. Si bien Gül ha ofrecido garantías que satisfacen a la Unión Europea, el ejército no las tiene todas consigo.

Algunos dirigentes de la socialdemocracia (oposición) sospechan que la derecha del AKP tiene un plan secreto para islamizar el país. Por las dudas, a la proclamación del presidente no asistió su esposa Hayrunisa, porque usa el velo en público y disgusta a mucha gente. En los papeles, Turquía es una de siete repúblicas musulmanas laicas. Las restantes son Adserbaidyán, Kadsajstán, Türkmenistán, Uzbekistán, Tadyikistán y Kirghistán. Pero se trata de autocracias familiares.

De todas maneras, la UE, Estados Unidos, Rusia, Ucrania, Israel, la Liga árabe y varios países latinoamericanos han congratulado a Gül (“rosa” en turco). No era razonable esperar que los militares hiciesen lo mismo: después de todo, fueron autores del golpe que derrocó al ahora presidente en 1997. Sin embargo, los años lo han llevado a la moderación, alejándolo del ex primer ministro Necmettin Erbakan y acercándolo al actual, Tayyip Recep Erdögan, que encabeza el poder ejecutivo real.

La geografía política de la antigua Anatolia no es sencilla. Por un lado, los turcos de las mayores ciudades (Estambul, Esmirna) son laicos y desconfían del partido islámico. Éste es fuerte en la capital, Angora y en las zonas rurales. Por otro lado, los kurdos –la mayor minoría, que ocupa el quinto sudoriental del país- son musulmanes mayormente laicos, pero tienen relaciones con la autonomía de su etnia en la vecina Irak.

Los militares no simpatizan con los kurdos ni con los armenios (cristianos). Éstos no olvidan la masacre de 1915 y otras, que también involucró a otras minorías. Entre 1919 y1992, a la sazón, hubo dos repúblicas (armenia, kurda) que detentaban 40% de la actual Turquía.

En Argentina, donde los entorchados comulgan con ruedas de molino, sería una envidiable rareza: generales defensores del laicismo. También lo sería en Estados Unidos, donde tantos militares son fundamentalistas. Si bien Gül ha ofrecido garantías que satisfacen a la Unión Europea, el ejército no las tiene todas consigo.

Algunos dirigentes de la socialdemocracia (oposición) sospechan que la derecha del AKP tiene un plan secreto para islamizar el país. Por las dudas, a la proclamación del presidente no asistió su esposa Hayrunisa, porque usa el velo en público y disgusta a mucha gente. En los papeles, Turquía es una de siete repúblicas musulmanas laicas. Las restantes son Adserbaidyán, Kadsajstán, Türkmenistán, Uzbekistán, Tadyikistán y Kirghistán. Pero se trata de autocracias familiares.

De todas maneras, la UE, Estados Unidos, Rusia, Ucrania, Israel, la Liga árabe y varios países latinoamericanos han congratulado a Gül (“rosa” en turco). No era razonable esperar que los militares hiciesen lo mismo: después de todo, fueron autores del golpe que derrocó al ahora presidente en 1997. Sin embargo, los años lo han llevado a la moderación, alejándolo del ex primer ministro Necmettin Erbakan y acercándolo al actual, Tayyip Recep Erdögan, que encabeza el poder ejecutivo real.

La geografía política de la antigua Anatolia no es sencilla. Por un lado, los turcos de las mayores ciudades (Estambul, Esmirna) son laicos y desconfían del partido islámico. Éste es fuerte en la capital, Angora y en las zonas rurales. Por otro lado, los kurdos –la mayor minoría, que ocupa el quinto sudoriental del país- son musulmanes mayormente laicos, pero tienen relaciones con la autonomía de su etnia en la vecina Irak.

Los militares no simpatizan con los kurdos ni con los armenios (cristianos). Éstos no olvidan la masacre de 1915 y otras, que también involucró a otras minorías. Entre 1919 y1992, a la sazón, hubo dos repúblicas (armenia, kurda) que detentaban 40% de la actual Turquía.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades