Trump: mensajes confusos sobre acuerdo comercial post Brexit

Los términos del intercambio podrían ser duros para Londres.

En su visita de Estado al Reino Unido el presidente Donald Trump mencionó la posibilidad de un acuerdo comercial entre Washington y Londres. Dijo que las conversaciones están en curso.

 

El punto que no queda claro es si el Sistema Nacional de Salud británico (el NHS) entrará en las negociaciones sobre un futuro acuerdo comercial EE.UU. Gran Bretaña.

 

En el segundo día de su visita de Estado dijo que el acuerdo transatlántico entre ambos países posterior al Brexit podría ser dos y hasta tres veces más grande que el actual pero también dijo que Gran Bretaña tendría que tomar decisiones difíciles. “Todo estará sobre la mesa, el NHS también.”

 

Pero más tarde en un programa de televisión pareció dar marcha atrás sobre eso al decir que no le parecía que el NHS entre dentro del comercio.

 

La idea de abrir un NHS financiado por los contribuyentes a más compañías médicas norteamericanas – el servicio ya está incorporando capacidades del sector privado, incluidos grupos norteamericanos – es muy controvertida en Gran Bretaña.

 

 

Un acuerdo comercial con Estados Unidos también implicaría que el NHS pague precios más altos por medicamentos hechos por empresas norteamericanas. El NHS paga actualmente mucho menos por las medicinas de compañías norteamericanas que los compradores de salud estadounidenses.

 

Los comentarios que hizo Trump en televisión generaron la pronta respuesta del secretario de salud Matt Hankcock, uno de los candidatos a suceder a Theresa May como Primer Ministro quien tuiteó: “Querido Señor Presidente: El NHS no está sobre la mesa en las conversaciones comerciales y nunca lo va a estar. No bajo mi control”.

 

La opinión de Hancock es compartida por May y la gran mayoría del espectro político.

 

Pero Washington va a exigir grandes concesiones. Insiste en que el NHS se abra a más compañías norteamericanas y que Gran Bretaña acepte alimentos tales como carne tratada con hormonas y pollos bañados en cloro, dos ítems prohibidos por la regulación de la Unión Europea.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades