Tribus libias pueden acabar con el coronel

Muammar Ghadafi pasó 42 años en el poder excluyendo a las tribus bereberes y árabes. Este grave error estratégico debe de estar lamentándolo hoy, acorralado en Trípoli y unas pocas localidades fieles, mientras los rebeldes marchan hacia la capital.

25 febrero, 2011

<p>Akram al-Qarfall&iacute;, referente de Warfalla, la mayor tribu del pa&iacute;s, retir&oacute; hace cinco d&iacute;as el apoyo al gobierno. &ldquo;Ya no reconocemos como hermanos a los Ghaaffi&rdquo;. Otra tribu, al-Zawiya, amenaz&oacute; este martes con cortar el flujo de crudos si los mercenarios africanos no dejan de masacrar civiles. Al desertar Abdul Fattah Yun&iacute;s como ministro de interior, el 23, un frente tribal le ofreci&oacute; la jefatura a quien hab&iacute;a sido amigo del coronel desde el principio.<br />
<br />
&ldquo;Las tribus son poderosas, especialmente fuera de los centros urbanos. Algunas son n&oacute;mades, por tanto llegan a T&uacute;nez, Egipto, Argelia y Chad&rdquo;, explica a Bloomberg Charles Gurdon, experto en Libia y director de la consultor&iacute;a londinense Menas Associates, &ldquo;El solo hecho de que la mayor&iacute;a de ellas se haya pasado a la oposici&oacute;n es probablemente el &uacute;ltimo clavo del f&eacute;retro&rdquo;. <br />
<br />
Desde hace siglos, las lealtades tribales son la cuna del &ldquo;contrato social&rdquo;. Ghadafi toma esas circunstancias para afirmar &ndash;junto con su primog&eacute;nito Se&rsquo;if al-Islam- que una trama superior a cien tribus llevar&aacute; Libia a la guerra civil si lo derriban al ra&iacute;s. Por el contrario, universitarios, religiosos y opositores son prenda de uni&oacute;n entre facciones opositoras y reconformar&aacute;n el futuro pol&iacute;tico de la naci&oacute;n.<br />
<br />
No es dif&iacute;cil que la &ldquo;marcha al oeste&rdquo; iniciada este viernes &ndash;domingo para los musulmanes- termine este domingo nuestro, mal para el coronel y sus mercenarios. &ldquo;Si este movimiento sigue ganando impulso, las tribus liquidar&aacute;n al r&eacute;gimen y generar&aacute;n otro sistema pol&iacute;tico basado en la sociedad civil, como en T&uacute;nez y Egipto&rdquo;, observa Ronald St.John, autor de un diccionario hist&oacute;rico de Libia, texto de lectura obligada que hoy se agota en Londres. <br />
<br />
&nbsp;</p>

<p>Las protestas, en su segunda semana, han sido ferozmente reprimidas Su saldo, parece estar próximo ya a dos mil víctimas. Resulta inexplicable que Human Rights Watch lo limite a quinientas.<br />
<br />
De las veinte mayores tribus en el país con influencia política real, Warfalla va al frente y controla los eriales de Cirenaica, hoy en manos disidentes. De ella proviene Faraj Nadyem, autor de Tribù, Islam e stato (hay versiones inglesa e italiana). Cuenta con casi un millón de miembros, cifra alta comparada con 6.300.000 habitantes en total. La segunda, al-Zawiya, es del sudeste (desierto libio). <br />
<br />
El jueves, desertaron de Ghadafi las tribus tibú/tuareg –de lengua bereber-, que ocupan el lejano sur del territorio. Muhammad bin Sayyid Hasán as-Senusí, cuyo tío abuelo Idrís fue depuesto en 1969 por el coronel, pidió a los beduinos seguir peleando.<br />
<br />
A propósito, los rebeldes enarbolan la bandera verde, negra y roja del reino. Hasta la independencia de Italia (1951), las tribus actuaban como entidades autónomas en materia política, militar y económica. Por lo común, vivían en grandes oasis y el orden jerárquico iba de los clanes a las confederaciones. El caudillo marginó ese orden y hoy se encuentra aislado. <br />
 </p>

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado