Solución conjunta para tasa de interés, inflación y desempleo

Los tres fenómenos conforman un problema que debe ser corregido transversalmente.

El Observatorio IPA afirmó que la inflación, el nivel de la tasa de interés y su impacto en el financiamiento productivo, y el desempleo en la Argentina son parte de un problema que atraviesa económico que “debe ser corregido de manera transversal para poder alcanzar el desarrollo y no sólo recuperarse de la crisis”.

“Necesitamos generar estructuras sólidas de crecimiento para que las bases industriales sean siempre pilar de la economía. Hoy tenemos tres problemas que le ponen límite al crecimiento: la inflación, el financiamiento caro para la producción, y la falta de creación de empleo. Por eso es momento de consolidar el gen fabril del país, a la vez de pensar y actuar en clave industrial, sin ponerse colorado por beneficiar a un sector que les dará un futuro real a las nuevas generaciones”, afirmó el presidente de Industriales Pymes Argentinos, Daniel Rosato.

Durante la presentación del octavo informe del Observatorio IPA, Rosato insistió en alinear a las Pymes con el Gobierno y los trabajadores, a través de los sindicatos, “para poner en marcha un diálogo productivo que funcione en las realidades de las fábricas”.

“Este informe permite mostrar que las percepciones que tenemos los empresarios anticipan un escenario, que puede ser profundizado o corregido con medidas ajustadas a las necesidades de la Argentina, porque nosotros no reclamamos para las empresas, sino para que nos vaya bien a todos porque es acá en donde apostamos todos los días vivir”, aseguró.

Como es habitual, el Observatorio IPA recorrió las variables locales, sectoriales e internacionales de la actividad económica, y explicó cómo el escenario afecta a la producción nacional, como también aportó recomendaciones para llevar adelante por las autoridades nacionales, provinciales y/o municipales.

El informe destacó la problemática inflacionaria al señalar que “no es un problema de coyuntura en la Argentina” sino que tiene orígenes históricos, y dijo que “su falta de resolución impacta de lleno en la lucha cotidiana de los diferentes actores que pujan por un lugar en la renta”.

“Las variaciones del tipo de cambio que ponen zozobra en la vida del argentino medio tienen como mar de fondo una causa estructural en la fuga de capitales. La Argentina no tiene un problema de dólares tiene un problema de fuga. La fuga debilita el proceso de acumulación de capital, siendo la tasa de inversión, aunque por periodos cortos como el actual, crecientes, en términos medios del todo insuficientes para sostener una tasa de crecimiento económico robusta y sostenible”, destacó.

El análisis económico del Observatorio IPA destacó que, si bien “varios indicadores se comportan positivamente, como permitiendo vislumbrar una salida, en magnitud no son significativos”, aunque aclaró que se ven “varias mejoras respecto, incluso, al momento prepandémico”.

“Por supuesto que es positivo que suba el empleo industrial y la capacidad utilizada de la industria, pero la suba del empleo está lejos de alcanzar los valores de 2018 o de 2015 mientras se siguen sumando trabajadores en búsqueda de un lugar de trabajo sólo por el crecimiento vegetativo de la población. Por consecuencia la tasa de desocupación permanece alta y la calidad del empleo disminuye pues continua en aumento el trabajo no registrado.  En igual sentido, la mejora del uso de capacidad de los últimos meses da cuenta de actividad creciente, pero aun así se sitúa en un magro 63,5%. O sea: estamos mal, aunque parece que vamos bien”, enfatizó.

Los especialistas económicos del IPA señalaron a una “estabilización de inflación”, pero alertaron que los valores son “aún preocupantes”. Y dijeron que, si bien el tipo de cambio ha permanecido estable, señalaron como parte de la responsabilidad a las fuertes liquidaciones de exportaciones en el primer semestre “que disminuirán necesariamente en el segundo, mientras se comienza a vivir el período pre electoral, que pone tensión en las carteras”.

“Hay que ir decididamente por la defensa del mercado interno, el cuidado de importaciones que entran a cualquier precio dada la inestabilidad mundial, apostar por la industria nacional, principalmente la Pyme para crear empleos más rápidamente sin dudar. Generar financiamiento accesible a tasas menos onerosas (es necesario tener una política más activa en este precio vital), continuar un horizonte previsible con las tarifas de servicios públicos principalmente la energía eléctrica y comenzar a dar la batalla por la estabilidad de precios en los insumos difundidos. Son aspectos fáciles de plantear, pero parece de difícil resolución por el juego de las presiones de los segmentos concentrados de la economía argentina”, destacó el informe.

En relación al financiamiento, el Observatorio IPA señaló que la tasa de referencia del BCRA está en 45.44 puntos efectiva anual, y la calificó “incompatible con el crecimiento”. Como comparación puso a Alemania, en donde a mayo 2021 es del 0%, con un índice de inflación anual del 2.6%.

Además, la responsabilizó de ser el “motor” de la suba de precios generalizada. “No puede esperarse una inflación mucho menor a esa tasa. Los créditos, tanto por parte de los bancos públicos como por parte del sector privado, han mermado medidos en términos constantes. El crédito al sector privado hoy es menor que en diciembre de 2019. Y esto es así incluso pese a los subsidios de tasa que el Ministerio de Desarrollo Productivo ha otorgado”, se lamentó.

El Observatorio IPA citó los últimos datos publicados por el Banco Central de la República Argentina (BCRA9 a enero de 2021. “Preocupa y mucho esta situación. Los bancos tienen pesos para prestar, pero solo financian consumo a tasas muy elevadas. Hace falta direccionar ese crédito a los sectores productivos y a tasas razonables, única forma de aumentar la capacidad instalada”, afirmó el informe.

Los analistas económicos del IPA insistieron con problemática de los insumos difundidos, haciendo eje en los “sectores concentrados de la economía”, pero festejaron la decisión conjunta del Estado junto a las Pymes para evitar “abusos” en los aumentos.

“Debemos resaltar la gestión hecha por IPA ante el ENARGAS, que permitió que las empresas que tenían contrato directo con los productores puedan contratar con las distribuidoras, evitando de esta forma el abuso al que pretendían someter a las empresas por parte de estos, con incrementos en los contratos de más del 100% en dólares. La acción conjunta del estado con las pymes logró frenar al menos por una vez la posición dominante de los monopolios.  Esperemos que esto se repita en otros ámbitos y que desde la Comisión de Defensa de la Competencia comiencen a actuar de oficio ante los permanentes abusos de los sectores concentrados”, destacó el Observatorio IPA.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades