Soja e inflación pagan la factura energética

Las ventas externas del complejo sojero eran 5,6 veces mayores a las importaciones de energía en 2009 y este año serán apenas 60% mayores. La emisión cubre subsidios.

20 octubre, 2013

El déficit energético se ha vuelto clave tras la desaparición de las brechas fiscal y externa. Cuando cierre el año, casi toda la emisión monetaria habrá sido para subsidiar al sector.

Este año, la emisión de pesos va a alcanzar sólo para cubrir los subsidios al sector energético. Mientras que las exportaciones del complejo sojero (principal fuente de divisas) cada vez se destinan más a pagar la factura energética: en 2009 eran 5,6 veces mayores a las importaciones de energía, cuando cierre el 2013 sólo las superarán en 60%, analiza Dante Sica, director de abeceb.com.
 

Cuando se buscan las principales causas que están detrás del deterioro la macroeconomía argentina y de la desaparición de las variables que estimularon la fuerte expansión de la última década, al final de cualquier análisis aparece un tema específico: los errores de la política energética.

Detrás de todo, aunque no únicamente, está la enorme factura energética que cada año es más cara.

De hecho, en abeceb.com estamos proyectando que para cuando termine el 2013 prácticamente la totalidad de la emisión monetaria de 2013 habrá sido utilizada sólo para financiar los subsidios al sector de la energía, recuerda Sica.

Al cierre de este año la emisión de pesos por parte del Banco Central de la República Argentina (BCRA) estaría rondando los $92.000 millones, mientras que el gasto en subsidios a la energía andaría por los $82.700 millones.

 
    Fuente: estimaciones de abeceb.com sobre la base de datos oficiales

Pero además del impacto del déficit energético sobre las cuentas públicas, las crecientes necesidades de importar combustibles tiene un impacto adverso en materia externa, explicando una buena porción de la reaparición de la restricción externa.

En este sentido, un dato muy gráfico es la relación entre las exportaciones del complejo sojero y las importaciones de energía.

Las ventas externas del complejo sojero eran 5,6 veces mayores a las importaciones de energía en 2009, y cuando cierre el 2013 serán sólo 60% mayores.


 
Fuente: estimaciones de abeceb.com sobre la base de datos oficiales

Así, la desaparición de las brechas fiscal y externa se explica cada vez más por la acumulación de desbalances en materia energética.

Y de no mediar un cambio en la política económica relativa a este sector, el año próximo volveremos a ver un deterioro en ambos frentes, en un contexto en que los márgenes ya no son holgados. Es por esto que el gobierno se verá obligado en 2014 a llevar a cabo al menos una corrección parcial de las tarifas energéticas. Esto permitirá, en el corto plazo, liberar recursos fiscales por los menores subsidios. Aunque el alivio de la restricción externa tardará más en llegar.

Es que si bien puede esperarse un leve impacto asociado a una caída en la demanda en respuesta a los mayores precios, la reversión del déficit externo del sector energético ocurrirá en la medida el cambio de política económica se traduzca en inversiones para incrementar la producción local.

En otras palabras, disminuir las importaciones de energía evidentemente requerirá más tiempo y más esfuerzos, a juzgar por los resultados que se observan en materia de exploración y producción, pese a la gran oportunidad que representa el yacimiento de Vaca Muerta.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

[honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

Revista Mercado