Sobornos: Cafiero declarará nuevamente

El juez Liporaci lo citó de nuevo a declarar y sumó más senadores como Maya y Saguer (PJ), que votaron contra la ley laboral.

17 noviembre, 2000

El juez federal Carlos Liporaci decidió ayer (jueves 16) que le tomará nuevamente declaraciones, en calidad de testigo, al senador Antonio Cafiero en los próximos días.

También escuchará los testimonios de los senadores peronistas Héctor Maya (Entre Ríos) y Hugo Sager (Chaco) para tratar de avanzar en su investigación por el presunto pago de sobornos en el Senado. La estrategia del juez y los fiscales consiste en determinar si Cafiero dijo toda la verdad cuando declaró por primera vez, en la que imputó a Ortega, Pardo y Eduardo Bauzá de conocer y en el último caso de haber cobrado esas supuestas coimas.

En este caso, la situación procesal de Cafiero y de Duhalde es más complicada que la de los senadores sospechados porque como testigos están obligados a decir la verdad y no ofrecer reticencias, ya que corren el riesgo de ser procesados por falso testimonio y obstrucción a la Justicia.

En cambio, el Código Penal es más benévolo con los senadores porque al haber sido indagados en un careo no pueden ser procesados por mentir, ya que la indagatoria es un derecho de la defensa.

De los careos que estaban previstos, sólo se llevará adelante el de la periodista María Fernanda Villosio con Emilio Cantarero.

La periodista acusó por la prensa y ,luego en su declaración ante el juzgado, que el senador peronista le habría confesado que recibió esas supuestas coimas.

Cantarero negó tales aseveraciones y querelló a Villosio, quien también corre el riesgo de estar al borde de la extorsión por las supuestas amenazas que le habrían formulado a un secretario del senador, quien a su vez, grabó secretamente a la periodista.

El juez federal Carlos Liporaci decidió ayer (jueves 16) que le tomará nuevamente declaraciones, en calidad de testigo, al senador Antonio Cafiero en los próximos días.

También escuchará los testimonios de los senadores peronistas Héctor Maya (Entre Ríos) y Hugo Sager (Chaco) para tratar de avanzar en su investigación por el presunto pago de sobornos en el Senado. La estrategia del juez y los fiscales consiste en determinar si Cafiero dijo toda la verdad cuando declaró por primera vez, en la que imputó a Ortega, Pardo y Eduardo Bauzá de conocer y en el último caso de haber cobrado esas supuestas coimas.

En este caso, la situación procesal de Cafiero y de Duhalde es más complicada que la de los senadores sospechados porque como testigos están obligados a decir la verdad y no ofrecer reticencias, ya que corren el riesgo de ser procesados por falso testimonio y obstrucción a la Justicia.

En cambio, el Código Penal es más benévolo con los senadores porque al haber sido indagados en un careo no pueden ser procesados por mentir, ya que la indagatoria es un derecho de la defensa.

De los careos que estaban previstos, sólo se llevará adelante el de la periodista María Fernanda Villosio con Emilio Cantarero.

La periodista acusó por la prensa y ,luego en su declaración ante el juzgado, que el senador peronista le habría confesado que recibió esas supuestas coimas.

Cantarero negó tales aseveraciones y querelló a Villosio, quien también corre el riesgo de estar al borde de la extorsión por las supuestas amenazas que le habrían formulado a un secretario del senador, quien a su vez, grabó secretamente a la periodista.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades