Sillicon Valley quedó a obscuras

Reiterados cortes de luz en California afectaron a varias ciudades, incluso Sillicon Valley. Cuestionan la política de desregulación en este sector. Empresas al borde de la quiebra.

19 enero, 2001

Una serie de apagones programados por las empresas prestatarias de luz dejó a obscuras a más de un millón de clientes en California, donde Sillicon Valley, la ciudad de la tecnología de punta, fue la más castigada.

El gobernador del Estado, Gray Davis, declaró el estado de emergencia y señaló que las dos empresas privadas de distribución más importantes, Pacific Gas and Electric y Southern California Edison, están a punto de quebrar y que había ordenado al Departamento de recursos del Agua convertirse en comprador de la energía para las grandes compañías generadoras que abastecen a la población.

Los apagones comenzaron el miércoles a las 11:40 y duraron tres horas; abarcaron el centro y el sur de California; la Pacific Gas and Electric cortó el suministro a 500 mil usuarios durante cerca de una hora.

Los apagones afectaron a zonas de San Francisco, Sacramento, Modesto, Turlock y otras ciudades, en forma escalonada y programada, a fin de repartir sus efectos sobre la población.

California comenzó a desregular su mercado eléctrico a partir de 1996 como consecuencia de que sus votantes creyeron que la libre competencia del mercado resultaría favorable para sus intereses, como había sucedido con las telecomunicaciones.

La realidad desmintió esas expectativas; la desregulación coincidió con una gran expansión de la demanda como consecuencia de la activación económica de la región, en particular de Sillicon Valley, pero la capacidad generadora no pudo seguir el mismo ritmo.

A todo esto, el aumento de las tarifas para los consumidores llegó a extremos de 300%, hecho que provocó demostraciones de repudio del público a dependientes y vehículos de la empresa que llegaron hasta vías de hecho, como insultos y deterioros del material de transporte automotor.

Este episodio ha movilizado a diversos sectores, particularmente a Ralph Nader, conocido cuestionador de las grandes empresas del país y ex candidato presidencial del partido Verde, que objetan la política de desregulación.

Una serie de apagones programados por las empresas prestatarias de luz dejó a obscuras a más de un millón de clientes en California, donde Sillicon Valley, la ciudad de la tecnología de punta, fue la más castigada.

El gobernador del Estado, Gray Davis, declaró el estado de emergencia y señaló que las dos empresas privadas de distribución más importantes, Pacific Gas and Electric y Southern California Edison, están a punto de quebrar y que había ordenado al Departamento de recursos del Agua convertirse en comprador de la energía para las grandes compañías generadoras que abastecen a la población.

Los apagones comenzaron el miércoles a las 11:40 y duraron tres horas; abarcaron el centro y el sur de California; la Pacific Gas and Electric cortó el suministro a 500 mil usuarios durante cerca de una hora.

Los apagones afectaron a zonas de San Francisco, Sacramento, Modesto, Turlock y otras ciudades, en forma escalonada y programada, a fin de repartir sus efectos sobre la población.

California comenzó a desregular su mercado eléctrico a partir de 1996 como consecuencia de que sus votantes creyeron que la libre competencia del mercado resultaría favorable para sus intereses, como había sucedido con las telecomunicaciones.

La realidad desmintió esas expectativas; la desregulación coincidió con una gran expansión de la demanda como consecuencia de la activación económica de la región, en particular de Sillicon Valley, pero la capacidad generadora no pudo seguir el mismo ritmo.

A todo esto, el aumento de las tarifas para los consumidores llegó a extremos de 300%, hecho que provocó demostraciones de repudio del público a dependientes y vehículos de la empresa que llegaron hasta vías de hecho, como insultos y deterioros del material de transporte automotor.

Este episodio ha movilizado a diversos sectores, particularmente a Ralph Nader, conocido cuestionador de las grandes empresas del país y ex candidato presidencial del partido Verde, que objetan la política de desregulación.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades