¿Segundo plan de estímulos fiscales en Estados Unidos?

La Casa Blanca contempla otro programa de incentivos y alude a “intervenciones quirúrgicas”, concepto nada grato a Wall Street. Se apunta a desgravaciones para la clase media, la pequeña y mediana empresa. Objeto: crear o recrear puestos laborales.

31 agosto, 2010

<p>El momento de la verdad llegar&iacute;a este mismo viernes. M&aacute;xime si, con vistas al &uacute;ltimo trimestre calendario o tercero del a&ntilde;o fiscal 2010/11, empieza a darse vuelta la curva de desocupaci&oacute;n (9,6% en julio). No sin antes rozar 10% en octubre-diciembre.<br />
<br />
Mientras tanto, la lentitud de la recuperaci&oacute;n les aporta munici&oacute;n gruesa al&nbsp; mercado burs&aacute;til, los sindicatos y la ultraderecha. Ante el silencio de los republicanos moderados, los Koch (magnates mellizos, jud&iacute;os fundamentalistas) y otro ortodoxo, Steve Schwartzman &ndash;Blackstone Group, un gigante de la especulaci&oacute;n- le dicen &ldquo;imam Hussein Obama&rdquo; al presidente. Lo mismo hace Glenn Beck, numen del &ldquo;tea party&rdquo; y columnista de Fox News, o sea operador de Rupert Murdoch.<br />
<br />
Pero el problema de fondo no son esos excesos, sino la sensaci&oacute;n de que la econom&iacute;a f&iacute;sica marcha a la deriva y puede recaer en una recesi&oacute;n como la de 2007/09 v&iacute;a efecto W. Este cuadro oblig&oacute; a que Barack Obama, apenas llegado de las vacaciones, mencionase este lunes un nuevo esquema para vencer el marasmo. Ni siquiera consult&oacute; primero a dos funcionarios devaluados, Timothy Geithner, secretario de hacienda, y Benjamin Bernanke, titular de la Reserva Federal.<br />
<br />
Sin embargo, no se intentar&aacute; comprar activos t&oacute;xicos por sumas siderales (como los dos billones de 2008/09), sino operar sobre el d&eacute;ficit presupuestario &ndash;alcanzar&aacute; 100% del producto bruto interno en 2011/12- con medidas no convencionales. El gobierno se apoyar&aacute; en desgravaciones impositivas generadoras de empleo, orientadas a peque&ntilde;as y medianas empresas y la clase media.<br />
<br />
Pero hay un problema de orden pol&iacute;tico: el equipo t&eacute;cnico del gobierno ha perdido durante 2009 a Peter Orszag (presupuesto), Cristina Rohmae (asesora del presidente) y otros. Le quedan Geithner, demasiado ligado a Wall Street, Lawrence Summers y Paul Volcker, especies de &ldquo;superasesores&rdquo;. Precisamente, el primero &ndash;autor intelectual del programa pro alivio de activos t&oacute;xicos (TARP en ingl&eacute;s)- admite que la econom&iacute;a se ve m&aacute;s d&eacute;bil de lo esperado. No hay pues lugar para otro esquema de ese tipo.<br />
<br />
Ahora bien, justamente ese trasfondo explica que no existan riesgos inflacionarios atribuibles a los est&iacute;mulos sist&eacute;micos. En rigor, hay m&aacute;s bienes y servicios en oferta que dinero o cr&eacute;dito para comprarlos, pese a tasas exiguas, seg&uacute;n demuestra el c&uacute;mulo de viviendas invendibles. Este clima despierta, en varios analistas el temor al &ldquo;peligro japon&eacute;s&rdquo;. En otras palabras, una deflaci&oacute;n intermitente capaz de prolongarse varios a&ntilde;os.&nbsp;&nbsp; <br />
&nbsp;</p>

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado