Según el IAEF, Argentina puede enfrentar la crisis internacional

Es porque, al igual que el resto de las economías latinoamericanas,
presenta sólidas bases macroeconómicas y exhiben mejores indicadores
fiscales, de cuenta corriente, de endeudamiento externo y en reservas internacionales. Esta afirmación se lee en la versión de prensa del informe mensual de agosto del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF).

Así, se minimizan los efectos de las turbulencias financieras globales actuales, que han provocado caídas en los precios de los bonos argentinos y una reducción de la oferta en el mercado de cambios.

En este último, durante el primer semestre del año, el ingreso de
Capitales alcanzó los US$ 2.800 millones (mayor al primer semestre de 2006). Por su parte el Banco Central debió intervenir con la compra de US$ 9.100 millones, con el objetivo de sostener el precio de la divisa estadounidense. Como contraparte, el BCRA debió incrementar las emisiones de letras (Lebac)y notas (Nobac) por un equivalente a 80% de los pesos emitidos para comprar dólares.
En el informe del IAEF, a su vez, se destaca el superávit primario
Alcanzado durante el primer semestre ($ 14.900 millones), gracias a la contribución ingresos extraordinarios (como las transferencias de las AFJP al sistema de reparto estatal). Aunque advierte sobre el crecimiento de 38% del gasto público en estos primeros seis meses del año.

Por último, según el IAEF, si bien el balance comercial resultó positivo en US$ 5.100 millones, ha caído 20% en referencia al mismo período de 2006, cuando se alcanzó un superávit de US$ 6.200 millones, a causa del mayor aumento de importaciones (24,5%) que el de las exportaciones (12,3%).

Es porque, al igual que el resto de las economías latinoamericanas,
presenta sólidas bases macroeconómicas y exhiben mejores indicadores
fiscales, de cuenta corriente, de endeudamiento externo y en reservas internacionales. Esta afirmación se lee en la versión de prensa del informe mensual de agosto del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF).

Así, se minimizan los efectos de las turbulencias financieras globales actuales, que han provocado caídas en los precios de los bonos argentinos y una reducción de la oferta en el mercado de cambios.

En este último, durante el primer semestre del año, el ingreso de
Capitales alcanzó los US$ 2.800 millones (mayor al primer semestre de 2006). Por su parte el Banco Central debió intervenir con la compra de US$ 9.100 millones, con el objetivo de sostener el precio de la divisa estadounidense. Como contraparte, el BCRA debió incrementar las emisiones de letras (Lebac)y notas (Nobac) por un equivalente a 80% de los pesos emitidos para comprar dólares.
En el informe del IAEF, a su vez, se destaca el superávit primario
Alcanzado durante el primer semestre ($ 14.900 millones), gracias a la contribución ingresos extraordinarios (como las transferencias de las AFJP al sistema de reparto estatal). Aunque advierte sobre el crecimiento de 38% del gasto público en estos primeros seis meses del año.

Por último, según el IAEF, si bien el balance comercial resultó positivo en US$ 5.100 millones, ha caído 20% en referencia al mismo período de 2006, cuando se alcanzó un superávit de US$ 6.200 millones, a causa del mayor aumento de importaciones (24,5%) que el de las exportaciones (12,3%).

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades