Se enfría el motor del crecimiento chino

En enero cayeron las importaciones y las exportaciones más de l o que se anticipaba. Las exportaciones cayeron 3,3% frente al año pasado y las importaciones, 19,9%, según datos dados a conocer el domingo por la Administración de Aduanas.

Gran parte de la caída en las importaciones es producto de la caída en los precios de los commodities, especialmente carbón y petróleo, según informaron al Financial Times analistas de ANZ Research.

También bajaron las importaciones de hierro y de petróleo. Los datos reflejan claramente el enfriamiento de la economía. Datos de la última balanza de pagos muestran que China tuvo en el último trimestre de 2014 el déficit más grande de cuenta financiera y de capital.

El crecimiento anual de la segunda economía más grande del mundo supone la mayor desaceleración desde 1990, cuando creció un 3,8%, y no alcanza el objetivo oficial de 7,5% para todo el año.

La expansión alcanzó 7,3% en el último trimestre del año pasado sin que hubiera variación respecto del trimestre anterior, que fue el más bajo en cinco años.

La desaceleración de China se debe en parte a los esfuerzos de Beijing para transformar la economía, cambiando el foco de la excesiva dependencia en la industria pesada y el comercio en favor del consumo interno. Pero la transición se ha visto sacudida por una serie de problemas, incluyendo una caída del mercado inmobiliario y exportaciones irregulares.

Las autoridades han intentado modificar a la baja sus expectativas al afirmar que sería aceptable un crecimiento menor a la meta oficial.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades