Se complica el trámite del Presupuesto en EE.UU.

La oficina presupuestaria del Congreso, optimista en tiempos de George W. Bush, eleva a US$ 2,3 billones anuales su cálculo del rojo fiscal futuro. La cifra queda 31,4% sobre los 1,75 billones “oficiales” y pone en aprietos a Barack Obama.

<p>En realidad, la estimaci&oacute;n no se refiere exactamente al presupuesto entrante (2009/10), sino al decenio hasta 2018/9. Tomando siempre ejercicios de octubre a septiembre, un detalle generalmente obviado por los medios especializados.&nbsp; <br />
En efecto, el gobierno mantiene para ese lapso US$ 1,75 billones, pero a d&oacute;lares constantes. A diferencia de sus antecesores republicanos, los dem&oacute;cratas parecen m&aacute;s optimistas que la oficina parlamentaria. Al respecto, cabe recordar que &ndash;de 2001/2 a 2004/5- se daba la misma relaci&oacute;n pesimista de hoy.&nbsp; <br />
El problema es que el nuevo informe de la entidad influir&aacute; en el Congreso y el inminente debate sobre el proyecto 2009/10. Los legisladores dem&oacute;cratas no esperaban esta complicaci&oacute;n, atribuible a la composici&oacute;n conservadora de la oficina parlamentaria. Algunos sospechan que su objeto es torpedear las partidas referentes a salud p&uacute;blica, reconversi&oacute;n energ&eacute;tica y educaci&oacute;n.<br />
Pero, en realidad, los republicanos y sus aliados de la oficina se limitan a explotar aspectos &ldquo;socialistas&rdquo; del programa ya criticados por dem&oacute;cratas de estados y distritos pr&oacute;speros. &ldquo;Este informe confirma que Obama aumentar&aacute; la deuda p&uacute;blica a niveles insostenibles y dejar&aacute; sin futuro a nuestros hijos&rdquo;, afirma el senador Judd Gregg (republicano, Nuevo Hampshire), de la comisi&oacute;n prespuestaria.<br />
El momento elegido por la oficina parlamentaria no pudo haber sido peor. El presidente debi&oacute; desmentir ya dos veces la renuncia de Timothy Geithner, secretario del Tesoro. En su caso, porque &ndash;junto con el republicano Benjam&iacute;n Bernanke- no logra convencer al p&uacute;blico sobre la bondades de emitir US$ 1,15 billones para comprar m&aacute;s activos t&oacute;xicos y rescatar banqueros.<br />
Volviendo a n&uacute;meros, las&nbsp; proyecciones de Obama estiman un rojo total de siete billones para el decenio 2009/10-2018/9. Por su parte, la oficina legislativa eleva la cifra a casi US$ 9,3 billones. Ahora, el Congreso tiene hasta el receso de semana santa para debatir un espinoso asunto que deteriora la imagen presidencial. <br />
</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades