Santa Fe: el domingo elecciones primarias

Este domingo 19 de abril Santa Fe elegirá candidatos a gobernador, vicegobernador, diputados y senadores provinciales. Como parte de la serie Cuaderno Electorales, CIPPEC publicó infografías con todos los datos.

El próximo domingo en la provincia de Santa Fe se celebrarán primarias abiertas, simultáneas y obligatorias y por tercera vez se utilizarán boletas únicas por categoría de cargo en competencia.

 

Todas las infografías se encuentran en:http://cippec.org/oear/novedades/todo-lo-que-necesitas-saber-antes-de-la-eleccion-primaria-en-santa-fe/


Para el Ejecutivo de la provincia se presentan 10 listas de precandidatos a gobernador que pertenecen a 7 alianzas y un partido. Solamente en dos alianzas habrá competencia, al presentarse más de una lista de precandidatos: una es el oficialista Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), el otro el Frente Renovador de la Esperanza –FR-, explica Mariana Prats, UBA/UTDT-CONICET, investigadora invitada de Cuadernos Electorales.Para la Cámara baja provincial el conjunto de alternativas reúne a 10 agrupaciones, 4 de ellas presentan más de una lista de precandidatos a diputados provinciales (FPCyS, FR, FPV y Cultura, Educación, Trabajo).

 

Para el Senado de la provincia las propuestas y primarias con más de una lista se multiplican (142 partidos o alianzas presentados, 40 con 2 o más listas), debido especialmente a la multiplicación de distritos que hacen de sede de la disputa electoral. Buscarán la reelección en sus cargos 18 senadores -casi la totalidad de la Cámara, siendo el senador restante precandidato a gobernador- y 29 diputados provinciales -58% del órgano-. En estos comicios hay varias cuestiones en juego, tanto entre las alianzas como al interior de ellas. En primer lugar, estas PASO harán de gran medidor de fuerzas a nivel provincial y posicionarán a los actores de cara a las generales, considerando especialmente que el FPCyS pone en juego el único distrito gobernado por el progresismo y por ende su proyecto político nacional.

 

La pelea clave está dada por el caudal de votos que obtengan el PRO y el FPCyS; la gran paradoja al respecto es que a nivel nacional, dos de los tres actores clave que se enfrentan en estas alianzas son socios (el PRO y la Unión Cívica Radical). El Frente Unión Pro Federal lleva como único precandidato a gobernador a Miguel Torres del Sel, acompañado en la fórmula por un díscolo radical de la provincia, referente y concejal de Rosario, Jorge Boasso, que aprovechó la alianza PRO-UCR a nivel nacional para reafirmar su pertenencia después de abandonar el bloque partidario en 2013. El FPCyS, por su parte, dará en paralelo a la contienda inter-partidaria, una fuerte disputa al interior de sus filas: el armado de dos líneas internas bien definidas y extendidas, “Adelante” y “Firmeza para Avanzar”, presupone la existencia de primarias competitivas en las diferentes categorías de cargos en disputa, en las que se juega el poderío de los “aparatos” partidarios.

 

La línea Firmeza para Avanzar propone como precandidato a gobernador al radical Mario Barletta, ex-rector de la UNL y ex-intendente de Santa Fe que armó sus bases de apoyo entre los jóvenes de la universidad y los adeptos a su gestión.

 

Lo acompaña el sector de Rubén Giustiniani, minoritario dentro del socialismo. Sin representar a los “aparatos” de sus partidos de referencia, ambos líderes apuestan fuerte a la competencia a nivel provincial.

 

El “reclamo” de Barletta a los “viejos” radicales de la provincia es que nuevamente lo dejaron sin el apoyo partidario, poniendo al partido en inferioridad de condiciones frente al socialismo, que siempre termina nombrando los candidatos de mayor relevancia. La otra línea (favorita), Adelante, está sustentada por los aparatos partidarios y representa la idea de continuidad explícitamente con Antonio Bonfatti, actual gobernador, como cabeza de la lista de diputados provinciales. Si bien “la familia”, como se conoce internamente al núcleo duro socialista (Binner-Bonfatti), pretendía en algún momento poner al propio Hermes Binner como pre-candidato a la gobernación, el sector encabezado por Miguel Lifschitz logró imponerse con el apoyo conjunto del radicalismo. El oficialismo nacional en la provincia, el Frente Justicialista para la Victoria –FPV-, sin mayor expectativa que la de un tercer lugar y la esperanza de aunque sea alcanzar el piso del 20% que tuvo Agustín Rossi en las últimas elecciones, presenta una sorpresa o diferencia respecto a su accionar en comicios precedentes.

 

Parece haber entendido (aunque aún sigue pagando los costos) que la peor estrategia para el peronismo en la provincia es presentarse dividido. Si bien aún los peronistas santafesinos siguen dispersos bajo diferentes etiquetas que después de la ley de lemas nada pudo aglutinar, el FPV presenta un solo precandidato a gobernador, Omar Perotti, bajo la idea de mostrar un frente unido y fuerte al interior, aunque el candidato siquiera sea del kirchnerismo provincial “puro”, como Rossi o Bielsa. El FR por su parte presenta también dos listas de precandidatos al ejecutivo provincial. Una de ellas está encabezada por Oscar Martínez, ex diputado del oficialismo nacional, la otra por el reconocido dirigente agropecuario Eduardo Buzzi. Además de los cargos provinciales en estas primarias también están en juego intendencias clave en el armado de las alianzas, como las de Rosario y Santa Fe.

 

En Rosario, hay un sentimiento similar al que se vive a nivel provincial: el avance inminente del PRO, pone en jaque al frente gobernante, que parece no liderar las encuestas.

 

El PRO presenta una sola pre-candidatura, la de Ana Martínez, pero por elFPCyS se presentan dos listas de precandidatos: la del socialismo oficialista, encabezada por la actual intendente Mónica Fein, que busca su reelección y la de los sectores minoritarios, encabezada por Pablo Javkin.

 

Los otros precandidatos, si bien relevantes, no parecen ser el eje de la competencia en el único bastión del socialismo, que peligra por primera vez desde 1989.

 

En la capital, la nota de color está dada porque el PRO lleva como precandidato a intendente a la revelación del FPV en las últimas elecciones, Sebastián Pignata; y a su vez porque a la inversa que a nivel provincial pareciera ser que en el distrito tiene mayores chances el actual intendente y precandidato de Firmeza para Avanzar, José Corral. Los principales temas en discusión durante la campaña y que han puesto en jaque la gestión del FPCyS, fueron la inseguridad y el narcotráfico. Pese a la reforma judicial y al proceso de reforma policial, la falta de cambios inmediatos hace que muchos de los santafesinos vean en esta agenda parte de la explicación del avance del PRO.

 

El oficialismo, orgulloso de las tasas de mortalidad infantil más bajas del país y de ser una de las provincias con mejor calidad educativa, reconoce el disgusto del electorado y promete reforzar y mejorar los proyectos en marcha.

 

Las menciones en twitter de los candidatos respaldan estos temas como ejes de la campaña, aunque tras las PASO en Salta también se instaló mediáticamente la discusión de los resultados y la performance electoral del gobierno y la oposición en los otros distritos próximos a celebrar elecciones (especialmente Salta, CABA y Mendoza).

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades