San Luis hizo punta para diferenciar Cuyo del uso horario sacado por ley federal

La decisión de San Luis de volver a la hora anterior al 30 de diciembre reactivó en Mendoza la resistencia de la opinión pública al cambio horario. Cuyo ya venía bregando por el alineamiento con el huso horario chileno al salir la ley nacional.

18 enero, 2008

Retornó a Mendoza la polémica por el cambio en el uso horario tras
la decisión anunciada en San Luis de volver a la hora anterior al 30 de
diciembre, cuando por una ley nacional se decidió el adelantamiento con
el propósito de aprovechar la luz del día en el verano.

Las provincias cuyanas fueron las más afectadas por la medida inscripta
en el plan de uso racional de la energía, que incluye el recambio de
lamparitas comunes por unas de bajo consumo chinas importadas de Cuba.

Los científicos de la zona volvieron a la carga para que la gobernación
dé marcha atrás con el adelantamiento del horario, a partir de
la difusión de un informe de la transportadora de energía eléctrica
Distrocuyo, según el cual el consumo de energía de esta primera
quincena de enero aumentó un promedio de 4% en relación al mismo
período del año pasado. La primera semana el incremento fue del
6%. Mientras que, la segunda, fue del 2%.

Los especialistas ya habían alertado que, según el uso horario
internacional, que rige las transacciones financieras, la Argentina en realidad
debería haber retrasado una hora para adecuarse, porque con el adelantamiento
por ley se ha determinado que el país se desplace hacia el medio del
océano Atlántico.

Por ejemplo, el meteorólogo Federico Norte viene impulsando el cambio
de hora para adaptarlo al huso horario de Chile. Había denunciado en
diciembre que el cambio de huso horario “sólo beneficiará
a Buenos Aires”. Advirtió entonces que “con el calor no nos
vamos a ir a dormir temprano en Mendoza, vamos a prender el aire acondicionado
y vamos a estar con la luz prendida hasta las dos de la mañana”.

“Esto puede ser viable en algunas semanas, pero sólo en la ciudad
de Buenos Aires, que está a mil cien kilómetros de Mendoza y que
no le corresponde el mismo huso horario que nosotros”, destacó Federico
Norte en representación del Cricyt (Centro Regional de Investigación
Científica y Tecnología).

“Acá el sol llega al mediodía, o sea al punto más
alto de Mendoza, a las 2 menos veinte de la tarde. Y si sumamos una hora más,
esto sucederá a las 3 menos veinte”, dijo luego.

Noches blancas

El diario Los Andes consultó a José Poquet, titular de la UCIM
(Unión Comercial e Industrial de Mendoza), quien consideró que
el consumo ha aumentado de la mano del cambio de horario de apertura por el
que han optado varios comercios. “Las luces están prendidas hasta
más tarde, los comercios cierran más tarde. Acá no vamos
a hacer ningún tipo de economía”, aseguró.

La ley vigente de Regulación Económica, flexibiliza en su artículo
18 tanto los horarios como los días de atención del comercio en
la Argentina. Por lo que cada comerciante puede abrir y cerrar a la hora que
mejor le parezca.

Generalmente, por estos días, es entre las 17 y 17.30. “Algunos
están atendiendo a la gente hasta las 22. Los empleados llegan a su casa
después de las 23. Tengo quejas de los empresarios porque dicen que los
empleados están llegando muy cansados a trabajar. Esto no es una medida
para ahorrar energía”, insistió Poquet.

Distrocuyo no opinó sobre la influencia del cambio de huso horario en
el ahorro o mayor consumo de energía eléctrica. “No somos
capaces de determinar cuál sería el efecto. Sabemos que en los
países en los que se han hecho estudios serios, hay una reducción
de entre el 1,5% y 2%”, afirmó el gerente técnico Mario Cebreiro.

El pico de consumo -según la transportadora- se ha registrado a las
23.30, cuando antes era a las 22. El haber adelantado una hora el reloj también
hizo que cambiaran las costumbres. Desde el Ministerio de Infraestructura aclararon
que el pico de consumo, que se registra a partir de las 23.30, se da en un horario
en el que la energía tiene el costo más bajo del día.

El mandatario Celso Jaque ha vuelto a revisar las recomendaciones que se hicieron
desde los sectores científicos universitarios y el petitorio de algunas
organizaciones por una vuelta al huso horario -3 del -2 que estaba.

La investigadora y doctora en astronomía de la Universidad Tecnológica
Regional Mendoza, Beatriz García, alertó que la gente queda despierta
hasta muy tarde porque tiene dificultad para conciliar el sueño. Y febrero
va a ser peor, porque el sol va a empezar a salir a las 8.30 y va a haber más
consumo a la mañana”.

Rebeldía puntana

Desde San Luis, el vicegobernador, Jorge Pellegrini, explicó que por
el cambio del uso horario se incrementó un 16% el consumo de energía
en la provincia.

“Con el cambio del uso horario dispuesto desde el 30 de diciembre, al
que nosotros originalmente adherimos, pasamos a tener dos horas de diferencia”,
dijo.

Los puntanos deberán modificar la hora a partir de las 00:00 del lunes
21, cuando pasarán a ser, en realidad, las 23 del domingo 20 de enero.

Pellegrini justificó la medida al señalar que, para la provincia,
adelantar una hora “no se traduce en un ahorro de energía, y además
provoca cambios de hábito en la población”. Sucede que con
el huso horario actual, en San Luis anochece cerca de las 23.

El ingeniero y consultor energético Emilio Apud estima que con el cambio
de horario sólo se ahorrará 1% de energía. Desde un sitio
web que el mismo instituto está preparando se muestran los problemas
de salud que esta medida del gobierno podría llegar a generar en la sociedad.
Según lo que dijo, con esto, habría un aumento en los trastornos
psicológicos, aumentarían los accidentes de tránsito por
no haber descansado de buena manera, y produciría una dificultad de aprendizaje
del alumnado debido a la misma condición.

“La salud es más importante que un posible ahorro de la comunidad
de Buenos Aires y que no creemos que sea efectivo en Mendoza por este cambio
horario”, terminó.

Para reenfocar el problema, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner
encabezó al mediodía el acto de lanzamiento de la construcción
del sistema de interconexión eléctrica de extra alta tensión
que unirá Cuyo con la zona de Comahue.

El sistema Cuyo-Comahue constará de una línea eléctrica
de 500 kilovatios, y de 707 kilómetros de extensión que dotará
de mayor confiabilidad al sistema nacional eléctrico y permitirá
cerrar así el anillo de interconexión nacional.

El lanzamiento se da en momentos en que la cuestión energética
se instaló como preocupación seria, por los cortes de luz y las
dificultades que puede implicar en el crecimiento. La semana pasada, en plena
ola de calor, la Presidenta admitió que había habido 50 mil cortes
de luz simultáneos.

Retornó a Mendoza la polémica por el cambio en el uso horario tras
la decisión anunciada en San Luis de volver a la hora anterior al 30 de
diciembre, cuando por una ley nacional se decidió el adelantamiento con
el propósito de aprovechar la luz del día en el verano.

Las provincias cuyanas fueron las más afectadas por la medida inscripta
en el plan de uso racional de la energía, que incluye el recambio de
lamparitas comunes por unas de bajo consumo chinas importadas de Cuba.

Los científicos de la zona volvieron a la carga para que la gobernación
dé marcha atrás con el adelantamiento del horario, a partir de
la difusión de un informe de la transportadora de energía eléctrica
Distrocuyo, según el cual el consumo de energía de esta primera
quincena de enero aumentó un promedio de 4% en relación al mismo
período del año pasado. La primera semana el incremento fue del
6%. Mientras que, la segunda, fue del 2%.

Los especialistas ya habían alertado que, según el uso horario
internacional, que rige las transacciones financieras, la Argentina en realidad
debería haber retrasado una hora para adecuarse, porque con el adelantamiento
por ley se ha determinado que el país se desplace hacia el medio del
océano Atlántico.

Por ejemplo, el meteorólogo Federico Norte viene impulsando el cambio
de hora para adaptarlo al huso horario de Chile. Había denunciado en
diciembre que el cambio de huso horario “sólo beneficiará
a Buenos Aires”. Advirtió entonces que “con el calor no nos
vamos a ir a dormir temprano en Mendoza, vamos a prender el aire acondicionado
y vamos a estar con la luz prendida hasta las dos de la mañana”.

“Esto puede ser viable en algunas semanas, pero sólo en la ciudad
de Buenos Aires, que está a mil cien kilómetros de Mendoza y que
no le corresponde el mismo huso horario que nosotros”, destacó Federico
Norte en representación del Cricyt (Centro Regional de Investigación
Científica y Tecnología).

“Acá el sol llega al mediodía, o sea al punto más
alto de Mendoza, a las 2 menos veinte de la tarde. Y si sumamos una hora más,
esto sucederá a las 3 menos veinte”, dijo luego.

Noches blancas

El diario Los Andes consultó a José Poquet, titular de la UCIM
(Unión Comercial e Industrial de Mendoza), quien consideró que
el consumo ha aumentado de la mano del cambio de horario de apertura por el
que han optado varios comercios. “Las luces están prendidas hasta
más tarde, los comercios cierran más tarde. Acá no vamos
a hacer ningún tipo de economía”, aseguró.

La ley vigente de Regulación Económica, flexibiliza en su artículo
18 tanto los horarios como los días de atención del comercio en
la Argentina. Por lo que cada comerciante puede abrir y cerrar a la hora que
mejor le parezca.

Generalmente, por estos días, es entre las 17 y 17.30. “Algunos
están atendiendo a la gente hasta las 22. Los empleados llegan a su casa
después de las 23. Tengo quejas de los empresarios porque dicen que los
empleados están llegando muy cansados a trabajar. Esto no es una medida
para ahorrar energía”, insistió Poquet.

Distrocuyo no opinó sobre la influencia del cambio de huso horario en
el ahorro o mayor consumo de energía eléctrica. “No somos
capaces de determinar cuál sería el efecto. Sabemos que en los
países en los que se han hecho estudios serios, hay una reducción
de entre el 1,5% y 2%”, afirmó el gerente técnico Mario Cebreiro.

El pico de consumo -según la transportadora- se ha registrado a las
23.30, cuando antes era a las 22. El haber adelantado una hora el reloj también
hizo que cambiaran las costumbres. Desde el Ministerio de Infraestructura aclararon
que el pico de consumo, que se registra a partir de las 23.30, se da en un horario
en el que la energía tiene el costo más bajo del día.

El mandatario Celso Jaque ha vuelto a revisar las recomendaciones que se hicieron
desde los sectores científicos universitarios y el petitorio de algunas
organizaciones por una vuelta al huso horario -3 del -2 que estaba.

La investigadora y doctora en astronomía de la Universidad Tecnológica
Regional Mendoza, Beatriz García, alertó que la gente queda despierta
hasta muy tarde porque tiene dificultad para conciliar el sueño. Y febrero
va a ser peor, porque el sol va a empezar a salir a las 8.30 y va a haber más
consumo a la mañana”.

Rebeldía puntana

Desde San Luis, el vicegobernador, Jorge Pellegrini, explicó que por
el cambio del uso horario se incrementó un 16% el consumo de energía
en la provincia.

“Con el cambio del uso horario dispuesto desde el 30 de diciembre, al
que nosotros originalmente adherimos, pasamos a tener dos horas de diferencia”,
dijo.

Los puntanos deberán modificar la hora a partir de las 00:00 del lunes
21, cuando pasarán a ser, en realidad, las 23 del domingo 20 de enero.

Pellegrini justificó la medida al señalar que, para la provincia,
adelantar una hora “no se traduce en un ahorro de energía, y además
provoca cambios de hábito en la población”. Sucede que con
el huso horario actual, en San Luis anochece cerca de las 23.

El ingeniero y consultor energético Emilio Apud estima que con el cambio
de horario sólo se ahorrará 1% de energía. Desde un sitio
web que el mismo instituto está preparando se muestran los problemas
de salud que esta medida del gobierno podría llegar a generar en la sociedad.
Según lo que dijo, con esto, habría un aumento en los trastornos
psicológicos, aumentarían los accidentes de tránsito por
no haber descansado de buena manera, y produciría una dificultad de aprendizaje
del alumnado debido a la misma condición.

“La salud es más importante que un posible ahorro de la comunidad
de Buenos Aires y que no creemos que sea efectivo en Mendoza por este cambio
horario”, terminó.

Para reenfocar el problema, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner
encabezó al mediodía el acto de lanzamiento de la construcción
del sistema de interconexión eléctrica de extra alta tensión
que unirá Cuyo con la zona de Comahue.

El sistema Cuyo-Comahue constará de una línea eléctrica
de 500 kilovatios, y de 707 kilómetros de extensión que dotará
de mayor confiabilidad al sistema nacional eléctrico y permitirá
cerrar así el anillo de interconexión nacional.

El lanzamiento se da en momentos en que la cuestión energética
se instaló como preocupación seria, por los cortes de luz y las
dificultades que puede implicar en el crecimiento. La semana pasada, en plena
ola de calor, la Presidenta admitió que había habido 50 mil cortes
de luz simultáneos.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades