Repercusiones de la devaluación

Las monedas de Turquía, Brasil, Sudáfrica, India y Rusia se desvalorizaron el viernes luego de la sorpresiva devaluación del peso argentino, publica el sábado el Financial Times de Londres.

Los autores de la nota estiman que esta consecuencia pone de manifiesto los desafíos que afrontan los mercados emergentes en un mundo agitado por la reduccióon monetaria en Estados Unidos y el achicamiento del crecimiento en China.

 

La agitación en los mercados emergentes provocó la venta de activos peligrosos y una corrida hacia mercados de bonos más seguros. En Nuev York, la S&P 500 cayó 2,1%, su mayor caída en un solo día desde junio. Los rindes sobre los títulos a 10 años del Tesoro de Estados Unidos cayeron 5 puntos básicos a 2,73%, su nivel más bajo desde noviembre. Por su parte el índice CBOE Vix, que mide volatilidad, se disparó 31%.

 

Las acciones europeas también fueron afectadas: el índice FTSE Eurofirst 300 cayó 2,4%, su mayor caída en un día en los últimos siete meses.

 

Los autores de la nota — James Kynge, Jonathan Wheatley, Ralph Atkins en Londres y Jonathan Gilbert en Buenos Aires — explican que mientras el jefe de gabinete Jorge Capitanich intentaba apuntalar la confianza anunciando un leve aflojamiento de los controles de capitales en las calles la gente está furiosa por lo que muchos consideran una política económica a la deriva y sin rumbo, donde todo es improvisación.

Los corredores de bolsa vendían monedas ya debilitadas por meses de depreciación. El viernes el peso cayó 1,73% a 8,02 por dólar para las 5 pm en Londres, después de que el jueves cayera 10%. La lira turca, el rublo ruso y la rupia india, todas terminaron la jornada más debilitadas mientras que el rand de Sudáfrica cayó a sus nivel más bajo durante la fornada del viernes. En la semana el peso cayó 15,06%.

Los economistas no se deciden a definir estas repercusiones como “contagio financiero” porque, aunque lo ocurrido en Argentina puede considerarse un catalizador, los problemas en los mercados fueron específicos a cada economía emergente.

Las principales causas de los problemas argentinos han sido queel país, agobiado por un gran déficit de cuenta corriente y escasas reservas extranjeras, permitió que la inflación trepara a alrededor de 25%, con lo cual obligó a sus ciudadanos a buscar un refugio cambiando sus pesos por dólares.

Según economistas, el tema central para Brasil y Sudáfrica es que la economía china podría estar desacelerándose en medio de problemas financieros. China importa gran cantidad de materias primas de Brasil y Sudáfrica. La economía de Rusia también está íntimamente ligada al precio de los commodities que son afectados por la reducción de la demanda de inversiones en China.

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades