Renunció el director general de la BBC por el informe Hutton

Greg Dyke presentó su dimisión un día después de la publicación de los resultados de la investigación del juez James Hutton, quien criticó duramente a la cadena británica y defendió con igual vehemencia al gobierno de Tony Blair.

Blair había considerado insuficientes las primeras disculpas
de la BBC tras conocerse las conclusiones de Hutton, para quien el
gobierno no tuvo responsabilidad en el suicidio del experto en
armas David Kelly, ni exageró informes sobre supuestas armas de
destrucción masiva en Irak para justificar la invasión a ese país.

Por su parte, Dyke dijo que esperaba que su renuncia, junto con las disculpas presentadas el miércoles por la BBC, “le pongan punto final a este asunto”.
En lugar de Dyke, la junta que conduce la BBC designó a Mark
Byford, quien en diciembre pasado había sido nombrado subdirector
general tras desempeñarse como director general del Servicio
Mundial de la cadena.

La dimisión de Dyke se sumó a la presentada el miércoles por
el presidente de la junta que gobierna a la BBC, Gavyn Davies.
En la carta de su renuncia, Davies cuestionó las conclusiones
de Hutton mientras la cadena BBC quedó bajo fuerte presión
gubernamental.

Hutton calificó de “infundada” la investigación periodística
difundida en el 2003 por la BBC, en la que Kelly fue “fuente
anónima” y que acusaba a Blair de haber exagerado informes de
inteligencia para justificar la guerra encabezada por Estados
Unidos en Irak.

En sus controvertidas conclusiones, Hutton dijo que el
periodista Andrew Gilligan hizo mal en difundir ese informe y que
la dirección de la BBC actuó indebidamente al no prestar más
atención a la queja del gobierno. Por el contrario, el juez consideró que el gobierno no actuó mal al identificar al científico como fuente de la BBC y difundir que trabajaba, hasta entonces en secreto, para el Ministerio de Defensa.

Blair había considerado insuficientes las primeras disculpas
de la BBC tras conocerse las conclusiones de Hutton, para quien el
gobierno no tuvo responsabilidad en el suicidio del experto en
armas David Kelly, ni exageró informes sobre supuestas armas de
destrucción masiva en Irak para justificar la invasión a ese país.

Por su parte, Dyke dijo que esperaba que su renuncia, junto con las disculpas presentadas el miércoles por la BBC, “le pongan punto final a este asunto”.
En lugar de Dyke, la junta que conduce la BBC designó a Mark
Byford, quien en diciembre pasado había sido nombrado subdirector
general tras desempeñarse como director general del Servicio
Mundial de la cadena.

La dimisión de Dyke se sumó a la presentada el miércoles por
el presidente de la junta que gobierna a la BBC, Gavyn Davies.
En la carta de su renuncia, Davies cuestionó las conclusiones
de Hutton mientras la cadena BBC quedó bajo fuerte presión
gubernamental.

Hutton calificó de “infundada” la investigación periodística
difundida en el 2003 por la BBC, en la que Kelly fue “fuente
anónima” y que acusaba a Blair de haber exagerado informes de
inteligencia para justificar la guerra encabezada por Estados
Unidos en Irak.

En sus controvertidas conclusiones, Hutton dijo que el
periodista Andrew Gilligan hizo mal en difundir ese informe y que
la dirección de la BBC actuó indebidamente al no prestar más
atención a la queja del gobierno. Por el contrario, el juez consideró que el gobierno no actuó mal al identificar al científico como fuente de la BBC y difundir que trabajaba, hasta entonces en secreto, para el Ministerio de Defensa.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades