Reich: u occidente asiste a Pakistán o tercian los talibán

“La tragedia se agrava. Los aluviones dejaron sin hogar a veinte millones, 20% del país anegado y 3.500.000 niños en riesgo de hambruna, cólera y otras epidemias. Pero el déficit de asistencia es propicio para la intervención de guerrillas afganas”.

<p>As&iacute; denuncia Robert Reich, ministro de trabajo bajo William J.Clinton y docente en la universidad de California (Berkeley). &ldquo;Esta cat&aacute;strofe puede abrirles la puerta a los talib&aacute;n, dada la magra ayuda internacional en curso. Estados Unidos ha comprometido apenas US$ 150 millones y doce helic&oacute;pteros para acercar alimentos y atenci&oacute;n medica. Otros pa&iacute;ses ricos ofrece todav&iacute;a menos: US$ 48.500.000 provendr&aacute;n de Gran Breta&ntilde;a, diez millones de Jap&oacute;n y un vergonzoso mill&oacute;n de Francia&rdquo;.<br />
<br />
Pero Washington &ldquo;malgastar&aacute; este a&ntilde;o m&aacute;s de US$ 100.000 millones en operaciones militares contra los talib&aacute;n en Pakist&aacute;n mismo, empleando doscientos helic&oacute;pteros&rdquo;, observa el autor del <em>Trabajo de las naciones</em>. Las fuerzas armadas de un r&eacute;gimen autoritario ah&iacute;to de corrupci&oacute;n &ldquo;se habr&aacute;n fagocitado este a&ntilde;o US$ 2.000 millones de los contribuyentes norteamericanos&rdquo;.<br />
<br />
Sin embargo, sostiene Reich, &ldquo;occidente debe ayudar a que ese pa&iacute;s se levante. La mitad de su econom&iacute;a depende del algod&oacute;n, pero gran parte de las tierras no puede cultivarse porque el desastre arras&oacute; aldeas, puentes, caminos y redes irrigatorias. Para peor, ya en 2009 el congreso norteamericano frenaba un paquete de US$ 7.500 millones destinado a los civiles, justamente para obras de infraestructura f&iacute;sica. Ahora, la cifra debiera cuadruplicarse. En vez, EE.UU. grava 17% la importaci&oacute;n de textiles e indumentaria pakistan&iacute;es. &iquest;Cu&aacute;ntos puestos laborales protegemos con una pol&iacute;tica tan absurda?&rdquo;.<br />
<br />
Seg&uacute;n nota el economista, &ldquo;nuestra seguridad se liga al futuro de Pakist&aacute;n, cien de cuyos 175 millones de habitantes tienen menos de veinticinco a&ntilde;os. Entretanto, la guerrilla afgana, establecida desde los 80 en el noroeste, aprovecha las inundaciones para hostigar puestos militares y policiales, desguarnecidos a causa de la cat&aacute;strofe&rdquo;. En varios sentidos, la avaricia internacional repite lo hecho este mismo a&ntilde;o en Hait&iacute;: un espect&aacute;culo al principio y creciente indiferencia despu&eacute;s.<br />
<br />
Por supuesto, Pakist&aacute;n no es el &uacute;nico golpeado por los monzones de este a&ntilde;o, aunque s&iacute; el m&aacute;s afectado y por lejos. Am&eacute;n de 1.500 muertos y 20 millones sin techo, hay 800.000 personas accesibles s&oacute;lo por aire. Las amenazas sanitarias m&aacute;s serias son prolongaciones de endemias locales como el c&oacute;lera, la malaria o la disenter&iacute;a (por falta de agua potable). Hasta ahora, Naciones Unidas &ndash;con 70% del fondo por US$ 460 millones para emergencias en Asia meridional- y cinco organizaciones no gubernamentales siguen al frente, pero casi sin compa&ntilde;&iacute;a.&nbsp; <br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades