Refundar la economía y otra forma de crecer

Todo indica que éste resulta el momento para repensar el tipo de sociedad y el futuro que queremos mientras se atraviesa esta suerte de pausa

1 diciembre, 2020

En este sentido, una de las tendencias que se da es la oportunidad que tiene una nueva economía atada a las consecuencias sobre el cambio climático. Muy interesante resultó la reciente tapa de TIME junto con el Word Economic Forum que refleja la necesidad de rediseñar la manera en que vivimos, trabajamos y producimos.

Para el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, la pandemia evidenció que la economía mundial funciona sin red de seguridad, estimula la desigualdad y pidió sustituir el PBI por un mejor indicador de la salud económica de un país, que se vincule con lo sustentable:

“Lo que tenemos que hacer es llevar la economía en una dirección que refleje todas estas preocupaciones. El PBI no tiene en cuenta las desigualdades. El indicador más importante es el impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero. No solo el CO2, sino también el metano”, dijo.

Los ejemplos se acumulan entre los negocios y las industrias. A la consultora Trendsity le llamó la atención que la marca sueca de alimentos Felix lanzó el climate store” un supermercado donde el precio de los ítems se establece según la huella de carbono de los productos.

También las voces cada vez más frecuentes que demandan un nuevo paradigma en la industria tech que cambie la obsolescencia programada efímera y veloz, por nuevas ideas en la concepción de fabricación, duración y venta de los dispositivos tecnológicos.

Se suma la política: en Diputados, un proyecto de Ley de Educación Ambiental espera ser aprobado fruto de la presión que ejercen hace años especialistas, científicos, municipios y organizaciones de la sociedad civil.

Una lúcida entrevista al co-fundador de Sistema B, Pedro Tarak, resume la necesidad de sociedad civil, política y empresas de refundar la economía, toda vez que no podemos tener la misma lógica y mentalidad de crecimiento infinito en una realidad finita.

“Esto hace que pensemos que quizás la manera de habernos organizado desde la política, empresas y ONG ya no sea la óptima para poder dar respuesta en este momento a los problemas gigantes que tenemos a escala global y local. Entonces, desde el movimiento empresarial y desde el mundo de la inversión estamos repensando qué significa crecer hoy en día, si más es mejor y cuál es el sentido del éxito de una empresa”.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades