Refuerzan subsidios a energía y transporte

La Administración Nacional destinó en febrero 31% más que el año pasado a subsidiar empresas públicas y privadas, fondos fiduciarios y otros agentes vinculados al sector energético, y 80% más para el transporte, según ASAP.

25 marzo, 2015

La ejecución presupuestaria de la Administración Nacional correspondiente a febrero da cuenta de un nivel de ingresos percibidos inferior al de los gastos devengados, lo cual derivó en un resultado financiero negativo del orden de $ 9.000 millones, según el informe de ejecución presupuestaria de la Administración Pública Nacional que elabora la Asociación Argentina de Presupuesto.

 

De esta manera, teniendo en cuenta el saldo positivo de enero ($ 10.000 mill.), el resultado financiero acumulado en el primer bimestre de 2015 constituye un superávit de $ 1.000 millones, que contrasta con los $ 12.000 obtenidos un año atrás.

 

En tanto, teniendo en cuenta que durante estos dos meses se devengaron $ 4.900 millones en concepto de intereses (-30% ia.), el Resultado Primario del primer bimestre es superavitario en $ 5.900 millones, $ 13.000 millones menos que el acumulado en igual período de 2014.

 

Los ingresos tributarios y de la Seguridad Social alcanzaron un total de $ 146.155 millones, lo que constituye un 23,6% más que lo recaudado en igual bimestre de 2014, muy inferior a la variación promedio de aquel año (+35,2%).

 

El comportamiento fue más moderado en la recaudación del IVA, con motivo de la menor contribución del componente aduanero. A su vez, los Derechos de Exportación mostraron un retroceso del 3,0% (+51,6 promedio en el año 2014), como consecuencia de la caída de las exportaciones tras el derrumbe del precio internacional de los principales commodities.

 

El total de recursos corrientes y de capital fue de $ 155.063 millones (+25,2% ia., +$ 31.227 mill.), alcanzando una ejecución del orden del 12,9% del cálculo de recursos vigente.

 

En cuanto a la ejecución de los gastos primarios, el nivel alcanzado resultó levemente inferior al de años anteriores, representando el 12,9% de las autorizaciones vigentes en el Presupuesto Nacional.

 

De esta manera, los egresos primarios devengados totalizaron $ 149.149 millones, registrando un incremento del orden del 42,1% respecto a febrero de 2014.

 

Por otra parte, el nivel de ejecución de los intereses alcanzó un porcentaje del 5,1%, registrando una baja del 29,6% ia. (-$ 2.059 mill.).

 

En suma, la variación del gasto total fue del 37,7% ia., siete puntos inferior al incremento promedio “ajustado” de 2014.

 

Entre los gastos primarios, la Administración Nacional gastó cerca de $ 18.200 millones en transferencias para de gastos corrientes (subsidios) de empresas públicas y privadas, fondos fiduciarios y otros agentes vinculados al sector energético, lo cual constituye un 31% más que lo gastado en igual período de 2014, muy por debajo del 67% de incremento de aquel año.

 

También se gastaron más de $ 7.600 millones para el financiamiento del transporte (+80% ia.) y cerca de $ 1.000 millones, para otras empresas públicas no incluidas en transporte ni energía (+68% ia.), lo cual en ambos casos constituyen impulsos más elevados que el promedio de 2014.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades