Reclamos y protestas

Moyano fue a la Rosada y prometió dos medidas de protesta para octubre y noviembre. La construcción también realiza reclamos y el transporte de carga parará, por tiempo indeterminado, a partir del domingo.

30 septiembre, 2000

El martes Hugo Moyano, cabeza de la CGT disidente, se permitió tener un diálogo de tres horas con el presidente de la Nación, a quien acompañaban Rodolfo Terragno, Federico Storani y Nicolás Gallo. Se advirtió la ausencia del ministro de Trabajo, Alberto Flamarique. El visitante solicitó el cambio del modelo económico, aceptar los pronunciamientos judiciales contra el recorte de salarios de los empleados estatales y la suspensión de la ley laboral, en vista del clima creado sobre supuestos sobornos de legisladores que viciarían su legitimidad.

Moyano confirmó la movilización para el 11 de octubre y un paro nacional para el mes de noviembre. Además, estaría planificando la instalación de una “nueva carpa blanca de loa trabajadores” en la Plaza de mayo.

La industria de la Construcción también realizó sus reclamos. Exige una protección efectiva a las empresas del sector, argentinas o extranjeras radicadas efectivamente en el país. La reacción de la cámara respectiva, exteriorizada al promediar la semana, se funda en los cambios introducidos por los cambios introducidos en el Palacio Legislativo al proyecto enviado por la Presidencia vinculado con las normas que deberán regir la aplicación del Plan de Infraestructura promovido por los empresarios.

Los empresarios del transporte de carga y el gremio de los camioneros cumplirán –desde el domingo– un paro por tiempo indeterminado. La medida de fuerza se realizará en reclamo por la falta de respuesta del Gobierno al pedido de la CNTA para reducir el precio del gasoil y la participación del transporte ferroviario en el traslado de mercadería. La protesta de los camioneros provocaría pérdidas estimadas en US$ 55 millones diarios.

El martes Hugo Moyano, cabeza de la CGT disidente, se permitió tener un diálogo de tres horas con el presidente de la Nación, a quien acompañaban Rodolfo Terragno, Federico Storani y Nicolás Gallo. Se advirtió la ausencia del ministro de Trabajo, Alberto Flamarique. El visitante solicitó el cambio del modelo económico, aceptar los pronunciamientos judiciales contra el recorte de salarios de los empleados estatales y la suspensión de la ley laboral, en vista del clima creado sobre supuestos sobornos de legisladores que viciarían su legitimidad.

Moyano confirmó la movilización para el 11 de octubre y un paro nacional para el mes de noviembre. Además, estaría planificando la instalación de una “nueva carpa blanca de loa trabajadores” en la Plaza de mayo.

La industria de la Construcción también realizó sus reclamos. Exige una protección efectiva a las empresas del sector, argentinas o extranjeras radicadas efectivamente en el país. La reacción de la cámara respectiva, exteriorizada al promediar la semana, se funda en los cambios introducidos por los cambios introducidos en el Palacio Legislativo al proyecto enviado por la Presidencia vinculado con las normas que deberán regir la aplicación del Plan de Infraestructura promovido por los empresarios.

Los empresarios del transporte de carga y el gremio de los camioneros cumplirán –desde el domingo– un paro por tiempo indeterminado. La medida de fuerza se realizará en reclamo por la falta de respuesta del Gobierno al pedido de la CNTA para reducir el precio del gasoil y la participación del transporte ferroviario en el traslado de mercadería. La protesta de los camioneros provocaría pérdidas estimadas en US$ 55 millones diarios.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades