Racing: la Justicia ordenó detener a De Stéfano, Otero y Lalín

La medida alcanzó también a otros 26 ex dirigentes de la institución de Avellaneda. El juez Bravo les tomará declaración indagatoria por presunta administración fraudulenta.

7 octubre, 1999

“Administración Fraudulenta, Víctima Racing Club”. Bajo esa carátula se tramita en el Juzgado de Garantías N° 1 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Tomás Bravo, una causa en la cual la Justicia ordenó ayer la detención de los tres últimos presidentes que tuvo el club de Avellaneda: Juan De Stéfano, Osvaldo Otero y Daniel Lalín, y de otras 26 personas implicadas. El fiscal Manuel Barreiro confirmó anoche la medida judicial y aseguró que las detenciones deberían producirse “en las próximas horas”. El objetivo que persigue el magistrado a través de las órdenes libradas contra los ex dirigentes de Racing es tomarles declaración indagatoria, en virtud de las pruebas que aportó en su momento Barreiro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción N° 3. La causa podría tener importantes derivaciones en la quiebra del club académico en el caso de que se pruebe que parte de la deuda de Racing fue fraguada con documentos sin valor legal. Según fuentes de la investigación, existe evidencia de que hubo gastos justificados con comprobantes sin valor legal, facturas fraguadas y manejos financieros irregulares.
(Clarín, La Nación)

“Administración Fraudulenta, Víctima Racing Club”. Bajo esa carátula se tramita en el Juzgado de Garantías N° 1 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Tomás Bravo, una causa en la cual la Justicia ordenó ayer la detención de los tres últimos presidentes que tuvo el club de Avellaneda: Juan De Stéfano, Osvaldo Otero y Daniel Lalín, y de otras 26 personas implicadas. El fiscal Manuel Barreiro confirmó anoche la medida judicial y aseguró que las detenciones deberían producirse “en las próximas horas”. El objetivo que persigue el magistrado a través de las órdenes libradas contra los ex dirigentes de Racing es tomarles declaración indagatoria, en virtud de las pruebas que aportó en su momento Barreiro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción N° 3. La causa podría tener importantes derivaciones en la quiebra del club académico en el caso de que se pruebe que parte de la deuda de Racing fue fraguada con documentos sin valor legal. Según fuentes de la investigación, existe evidencia de que hubo gastos justificados con comprobantes sin valor legal, facturas fraguadas y manejos financieros irregulares.
(Clarín, La Nación)

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades