Prórroga del acuerdo automotor

Uruguay y Brasil extendieron las condiciones marco para el comercio de su producción automotriz. El sistema de cupos de exportaciones se había discutido y acordado en diciembre el año pasado y entrará en vigencia ahora.

(EFE).- Brasil y Uruguay acordaron ayer (viernes 02) prorrogar el acuerdo bilateral sobre el comercio de automóviles hasta que entre en vigor la Política Automovilística del Mercosur, aprobada en diciembre pasado en la cumbre de presidentes de Florianópolis (Brasil).

Un comunicado de prensa de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) confirmó el acuerdo entre los dos países, que extendieron el plazo del sistema de cupos de exportaciones del Trigésimo Protocolo Adicional firmado dentro de esa organización.

La prórroga permite a la industria automovilística uruguaya exportar 1.084 unidades a Brasil, que no habían podido ser embarcadas por los vacíos legales bilaterales y de política común del acuerdo regional.

Según el comunicado, el acuerdo uruguayo-brasileño al que se llegó ayer tiene vigencia retroactiva al 1 de febrero y se extenderá hasta el próximo día 28.

Los gobiernos aseguraron de esta forma la continuidad del intercambio bilateral de productos del sector automovilístico con la esperanza de que se puedan superar los problemas dentro del Mercado Común del Sur (Mercosur), que integran junto a la Argentina y Paraguay, y entre en vigencia la Política Automovilística del bloque regional.

Los gobiernos de los cuatro países suscribieron en la cumbre de Florianópolis la Política Automovilística del Mercosur, con el compromiso de proceder a su validez en el ámbito de la Aladi para posibilitar su entrada en vigor, prevista para el 1 de febrero de 2001.

Sin embargo, una serie de trabas han demorado el trámite para su validez.

Fuentes de la Cámara de Industrias de Uruguay dijeron que las negociaciones con Brasil han sido flexibles y el acuerdo permite un alivio para al sector automovilístico del país, al tiempo que destacaron la cada vez más compleja situación con la Argentina.

El secretario de la Cámara, Oscar Ramos, afirmó en declaraciones a la prensa que la Secretaría de Industrias de la Argentina tiene “una actitud muy rígida”, y señaló que ese país “quiere limitar fuertemente el acceso a la producción automovilística de Uruguay”.

Por otra parte, fuentes oficiales argentinas señalaron que el trámite de validez está demorado debido a que “Uruguay, tras la suscripción del acuerdo, planteó su interés en revisar el listado anexo de autopartes, que, junto con los vehículos, conforman el ámbito de aplicación de la Política Automovilística del Mercosur”.

“Dado que el acuerdo contempla la posibilidad de revisar los listados de productos que conforman el ámbito de aplicación, de común acuerdo y en cualquier momento, la Argentina manifestó su disposición de proceder rápidamente a la revisión solicitada por Uruguay, una vez puesto en vigor el acuerdo”, añadieron las fuentes.

(EFE).- Brasil y Uruguay acordaron ayer (viernes 02) prorrogar el acuerdo bilateral sobre el comercio de automóviles hasta que entre en vigor la Política Automovilística del Mercosur, aprobada en diciembre pasado en la cumbre de presidentes de Florianópolis (Brasil).

Un comunicado de prensa de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) confirmó el acuerdo entre los dos países, que extendieron el plazo del sistema de cupos de exportaciones del Trigésimo Protocolo Adicional firmado dentro de esa organización.

La prórroga permite a la industria automovilística uruguaya exportar 1.084 unidades a Brasil, que no habían podido ser embarcadas por los vacíos legales bilaterales y de política común del acuerdo regional.

Según el comunicado, el acuerdo uruguayo-brasileño al que se llegó ayer tiene vigencia retroactiva al 1 de febrero y se extenderá hasta el próximo día 28.

Los gobiernos aseguraron de esta forma la continuidad del intercambio bilateral de productos del sector automovilístico con la esperanza de que se puedan superar los problemas dentro del Mercado Común del Sur (Mercosur), que integran junto a la Argentina y Paraguay, y entre en vigencia la Política Automovilística del bloque regional.

Los gobiernos de los cuatro países suscribieron en la cumbre de Florianópolis la Política Automovilística del Mercosur, con el compromiso de proceder a su validez en el ámbito de la Aladi para posibilitar su entrada en vigor, prevista para el 1 de febrero de 2001.

Sin embargo, una serie de trabas han demorado el trámite para su validez.

Fuentes de la Cámara de Industrias de Uruguay dijeron que las negociaciones con Brasil han sido flexibles y el acuerdo permite un alivio para al sector automovilístico del país, al tiempo que destacaron la cada vez más compleja situación con la Argentina.

El secretario de la Cámara, Oscar Ramos, afirmó en declaraciones a la prensa que la Secretaría de Industrias de la Argentina tiene “una actitud muy rígida”, y señaló que ese país “quiere limitar fuertemente el acceso a la producción automovilística de Uruguay”.

Por otra parte, fuentes oficiales argentinas señalaron que el trámite de validez está demorado debido a que “Uruguay, tras la suscripción del acuerdo, planteó su interés en revisar el listado anexo de autopartes, que, junto con los vehículos, conforman el ámbito de aplicación de la Política Automovilística del Mercosur”.

“Dado que el acuerdo contempla la posibilidad de revisar los listados de productos que conforman el ámbito de aplicación, de común acuerdo y en cualquier momento, la Argentina manifestó su disposición de proceder rápidamente a la revisión solicitada por Uruguay, una vez puesto en vigor el acuerdo”, añadieron las fuentes.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades