Pronóstico negativo para las automotrices

Ceretti, de Ford, consideró que el sector "ha tocado fondo", y pronosticó pérdidas por $ 1.000 millones para este año. Pese a todo, se mostró confiado en que "la situación vaya aclarándose".

6 septiembre, 2001

(NA). – El director de Relaciones Institucionales de Ford, Rodolfo Ceretti, estimó ayer (jueves 6) que la industria automotriz “ha tocado fondo”, y pronosticó pérdidas por $ 1.000 millones para este año.

Pese a todo, se mostró confiado con la posibilidad de que el mercado “crezca” un poco en la última parte del año en la medida en que “la situación vaya aclarándose”.

Los datos aportados por la Asociación de Entidades Fabricantes de Autos (Adefa) revelan que durante el mes pasado y en comparación con igual período del año anterior, la producción automotriz cayó 37,4%, y las ventas bajaron 41,5%.

Cerretti consideró que el bajo nivel que evidencia el sector automotriz es reflejo de la “confianza” que tiene la gente en un determinado momento para emprender una compra de esta naturaleza y endeudarse.

“Ahora, yo creo que realmente hemos tocado fondo”, reconoció el ejecutivo de Ford. No obstante, se esperanzó con la posibilidad de que en la última parte del año, “en la medida en que la situación general vaya aclarándose un poco, empezará a crecer”.

Pero a pesar de ello, dijo que “nadie espera hoy dentro de la industria, que para el resto de cuarto trimestre del año tengamos crecimiento demasiado notable”.

“Aspiramos a que, primero, no caiga más y que comience aunque sea en forma tímida una recuperación del nivel de actividad”, se sinceró el empresario.

De acuerdo con las proyecciones realizadas por Adefa, la industria automotriz prevé vender este año 180.000 unidades, una cifra muy inferior a las 506.000 que se alcanzó en la década pasada y que marcó el récord histórico de la industria local.

“Nos tenemos que remontar a la década del ´80 para encontrar cifras así. No nos olvidemos que el peor año de la historia argentina, digamos desde que nació la industria automotriz local, fue el año ´90, cuando se llegaron a 90.000 unidades”, recordó Ceretti.

Al mismo tiempo, reconoció que “todavía estamos por encima de estos niveles pero mucho más cerca de lo que nos hubiera gustado”.

De confirmarse las proyecciones, el conjunto de la industria automotriz perdería este año US$ 1.000 millones porque “en general todos estamos pasando por momentos más difíciles que el del año pasado, cuando tuvimos una pérdida de US$ 800 millones “.

La baja actividad del sector también afectó a los empleados que fueron alcanzados por los regímenes especiales de trabajo en las distintas fábricas.

En ese sentido, Ceretti anticipó que en Ford para este mes de septiembre, “tenemos previsto en principio tres días de suspensión, porque no podemos darnos el lujo de producir para que las unidades esté terminadas a la espera de un cliente”.

(NA). – El director de Relaciones Institucionales de Ford, Rodolfo Ceretti, estimó ayer (jueves 6) que la industria automotriz “ha tocado fondo”, y pronosticó pérdidas por $ 1.000 millones para este año.

Pese a todo, se mostró confiado con la posibilidad de que el mercado “crezca” un poco en la última parte del año en la medida en que “la situación vaya aclarándose”.

Los datos aportados por la Asociación de Entidades Fabricantes de Autos (Adefa) revelan que durante el mes pasado y en comparación con igual período del año anterior, la producción automotriz cayó 37,4%, y las ventas bajaron 41,5%.

Cerretti consideró que el bajo nivel que evidencia el sector automotriz es reflejo de la “confianza” que tiene la gente en un determinado momento para emprender una compra de esta naturaleza y endeudarse.

“Ahora, yo creo que realmente hemos tocado fondo”, reconoció el ejecutivo de Ford. No obstante, se esperanzó con la posibilidad de que en la última parte del año, “en la medida en que la situación general vaya aclarándose un poco, empezará a crecer”.

Pero a pesar de ello, dijo que “nadie espera hoy dentro de la industria, que para el resto de cuarto trimestre del año tengamos crecimiento demasiado notable”.

“Aspiramos a que, primero, no caiga más y que comience aunque sea en forma tímida una recuperación del nivel de actividad”, se sinceró el empresario.

De acuerdo con las proyecciones realizadas por Adefa, la industria automotriz prevé vender este año 180.000 unidades, una cifra muy inferior a las 506.000 que se alcanzó en la década pasada y que marcó el récord histórico de la industria local.

“Nos tenemos que remontar a la década del ´80 para encontrar cifras así. No nos olvidemos que el peor año de la historia argentina, digamos desde que nació la industria automotriz local, fue el año ´90, cuando se llegaron a 90.000 unidades”, recordó Ceretti.

Al mismo tiempo, reconoció que “todavía estamos por encima de estos niveles pero mucho más cerca de lo que nos hubiera gustado”.

De confirmarse las proyecciones, el conjunto de la industria automotriz perdería este año US$ 1.000 millones porque “en general todos estamos pasando por momentos más difíciles que el del año pasado, cuando tuvimos una pérdida de US$ 800 millones “.

La baja actividad del sector también afectó a los empleados que fueron alcanzados por los regímenes especiales de trabajo en las distintas fábricas.

En ese sentido, Ceretti anticipó que en Ford para este mes de septiembre, “tenemos previsto en principio tres días de suspensión, porque no podemos darnos el lujo de producir para que las unidades esté terminadas a la espera de un cliente”.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades