Primer trimestre del 2022: habría una devaluación

Así lo afirma Eduardo Fracchia, y agrega: “Es una señal de alarma grave que las Leliq quintupliquen las reservas netas y que el cepo esté conteniendo la corrida cambiaria”.

17 septiembre, 2021

Es economista del IAE Business School, la escuela de negocios de la Universidad Austral y uno de los autores del Informe Económico Mensual (IEM) de esta Escuela de Negocios.

 Algunas definiciones del economista, luego de los resultados de las PASO:

  1. “El impacto del resultado electoral del domingo en la economía depende de cómo se procese dicho resultado. Los dos caminos son: profundizar las políticas populistas o ir hacia un modelo más moderado. Me inclino por pensar que ocurrirá lo primero”.
  2. “Si se va a la ortodoxia económica, en estos dos meses electorales no vendrán más votos para el Frente de Todos. Lo verá bien el establishment, se moderará el blue, se preparará mejor la negociación con el FMI. Los votos vendrán de una estrategia más populista, estilo Alberto Rodriguez Saá en San Luis. Esta estrategia deja un país más complicado que puede llegar a una crisis importante en el verano”.
  3. “El show de obras públicas anunciado y necesario para mejorar los números de la elección del domingo, pueden dar trabajo y visibilidad, pero no pareciera que vaya a cambiar sustancialmente el resultado electoral que ocurrió”.

El salario real y los votos:

  1. “En cuanto a la influencia de lo económico en las elecciones, me parece que la cuestión del salario influyó mucho; también está bajo el consumo, cayeron las jubilaciones, etc. En general todo lo referido a ingresos está bajo. El desempleo y la pobreza también influyen y a esto se le junta la pandemia. Es todo un conjunto de variables económicas que hacen que la gente se encuentre con mayor insatisfacción”.
  2. “La inflación de 50 % anual no puede de dejar de influir en la elección, pero sobre todo porque Cristina no pudo lograr que se mantenga el salario real. El salario real es un buen predictor del voto en lo que va de las elecciones de la democracia”.
  3. Desde 2011 estamos en 6 millones de empleos privados blancos registrados. El país no ofrece condiciones para la inversión, sin inversión no se crearán empleos y menos empleos en blanco.
  4. “Los paquetes que circulan de vuelta al IFE, más AUH, suba del salario mínimo, bono a jubilados son comprensibles en la desesperación de perder el poder. Hay que llenar la heladera de los votantes, queda poco tiempo y deja una bomba de profundidad que complica la negociación con el Fondo y la paz social”.

Dólar

  1. “En el primer trimestre del 2022 posiblemente haya una devaluación; puede ser ordenada o puede ser caótica, pero seguro habrá una devaluación”.
  2. “El dólar paralelo es un dólar de pánico en 180, es un reflejo de la incertidumbre existente. Lo normal sería que estuviese entre 110 y 130 en función de la serie histórica de tipo de cambio real”.
  3. “Las Leliq de Macri que continuó Alberto Fernandez con Guzmán, son una bomba de tiempo, la base monetaria más las Leliq quintuplican las reservas netas, esto es un tema muy sensible que no va a explotar, pero es una señal de alarma grave. El cepo contiene la corrida cambiaria. Este desequilibrio mencionado hay que corregirlo”.

Guzmán

  1. “Guzmán hizo bien los deberes con la deuda y logró mantener estable el dólar para poder llegar así a las elecciones. Es un ministerio muy recortado, con muy poco margen de acción”.
  2. Guzmán empapela de bonos el país para cerrar una brecha fiscal que combatió hasta mediados de año cuando cedió ante la embestida de CFK. La peleó bien y se mantuvo el paralelo estable. Esa contracción fiscal que le sacó ingreso real a jubilados y empleados del sector público, significó un ajuste equivalente al acordado con el FMI en los dos últimos años de Macri. Este ajuste deprimió más el consumo y el rebote no será de 8% sino de 6% que es muy poco para un descenso de 10% el año pasado.

Sobre política

  • “CFK pierde siempre en elecciones de medio término, se suele recuperar después. Perdió con jugadores no muy competitivos”.
  • “Desde que Luder perdió la elección en 1983, el peronismo no pierde el Senado de la Nación. Habrá que esperar al 14 de noviembre para ver cómo queda.
  • “Más que un triunfo de la oposición, fue una derrota del oficialismo, pero no fue una “goleada”. No fue goleada porque salir “4 a 3” (40%-30%) no lo es, lo que llama la atención es que Cambiemos mantiene su voto y el peronismo pierde 4 millones a nivel nacional, respecto a la elección de 2019.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades