Presión supermercadista por el descanso dominical

Los supermercadistas y pequeños y medianos empresarios santafesinos trasladaron a monseñor José María Arancedo la inquietud y también pidieron un debate público.

Autoridades de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa (Apyme), Casa Pyme Santa Fe y de la Cámara de Supermercados y Autoservicios local se reunieron con monseñor José María Arancedo, para transmitirle la inquietud de los comerciantes santafesinos y solicitarle que, el tema del descanso dominical, sea tratado en la próxima reunión de la Mesa del Diálogo.

 

El representante de Casa Pyme Santa Fe, Mario Galizzi, expresó que “hay una permeabilidad por parte del municipio actual y de los funcionarios de los intereses económicos de las grandes cadenas para que no cedan”. Agregó que: ” 30% de la venta mensual de estas cadenas es del día domingo. Esto obliga al pequeño y mediano empresario a que el domingo tenga que trabajar rompiendo la familia y la forma de vida normal”.

 

Por otro lado, declaró: “estas grandes cadenas no compran a las empresas locales, traen las verduras de otros lugares y mueve la leche de grandes cadenas lácteas y esto afecta a toda la cadena de valor”.

 

“Más de 20 ciudades de la provincia ya han adherido y están aplicando la Ley sin que esto afecte los puestos de trabajo ni la rentabilidad empresaria, en localidades como Recreo y Santo Tome ya está reglamentada a través de la ordenanza correspondiente”, finalizó Galizzi.

 

Por su parte, Eduardo Sánchez, miembro de Casa Pyme Laguna Paiva indicó “sabemos que la Iglesia está a favor de esto y el Papa mismo sacó un documento sobre el descanso dominical”.

 

Durante la reunión con el arzobispo de Santa Fe, los representantes comentaron el estado de situación de esta ley y solicitaron “que se transmita esto a la Mesa del Diálogo que se convocará la semana que viene”, confirmó Sánchez.

 

En este sentido adelantó que pedirán la implementación de la Ley en la ciudad y para esto convocarán al diálogo a los ediles de la ciudad, como así también a los supermercadistas.

 

“El descanso dominical no sólo favorece la vida familiar, sino que además favorece el arraigo y las actividades culturales de otro tipo en las comunidades vecinas”, dijo el representante de los pequeños y medianos empresarios.

 

Por otro lado, Apyme anunció que iniciará una campaña de promoción para impulsar un debate público del tema en la ciudad.

 

“Preferimos que se discuta públicamente y queremos que se llegue al cumplimiento de la Ley que fue aprobada y falta reglamentar en la ciudad capital”, finalizó Sánchez.

 

La Ley

 

La ley de descanso dominical para el comercio y los shoppings fue sancionada por la Legislatura provincial a principios de noviembre del año pasado. Para que se aplique en cada ciudad, requiere de una ordenanza de adhesión que se demoró en Rosario y Santa Fe.

 

La norma establece que “los establecimientos comerciales y de servicios de la provincia de Santa Fe deberán permanecer cerrados los días domingos y los declarados como feriados nacionales (25 de mayo, 20 de junio, 9 de julio) y el 26 de septiembre, día del Empleado de Comercio”.

 

Luego, el texto legal establece una serie de excepcionalidades y particularidades a la hora de aplicar la ley provincial pero, principalmente, la restricción aplica para los comercios con más de 200 metros cuadrados de superficie y los que, aún siendo atendidos por sus propios dueños, superen los 120 metros cuadrados.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades