Polémica por la negociación de convenios laborales

La convocatoria del Gobierno a renovar acuerdos de 1975 llevará a los sindicatos más resistentes a dialogar con empresarios. Se pedirán fuertes subas salariales y, en una economía estancada, no serán leves las tensiones.

18 diciembre, 2000

De acuerdo a un artículo aparecido en BAE, la renegociación de los convenios colectivos ultraactivos de 1975 podría abrir las puertas de un tiempo de mayores conflictos laborales.

Este diario realizó una serie de consultas con asesores de los sectores empresario, sindical y del Gobierno.

Todos coinciden en que las negociaciones no serán para nada fáciles ya que la reglamentación de la reforma laboral no implica un gran llamado a paritarias, sino el hecho de “forzar” una negociación en los sectores que no lo hicieron hasta ahora por voluntad propia.

Uno de los ejemplos más claros, que dieron los consultados, es el sector metalúrgico, con el sindicato de Lorenzo Miguel,aunque en el Ministerio de Trabajo confiesan que también piensan que no será fácil la hora de convocar al gremio de aeronavegantes, de Alicia Castro.

Y a pesar de que el sindicato de Armando Cavalieri participó de muchos acuerdos por empresa, por la llegada de grandes cadenas, lo cierto es que cuando se habla de afectar el “convenio madre” del sector mercantil las resistencias comienzan a aflorar.

En ese escenario, de acuerdo a las opiniones recogidas por BAE la posibilidad de huelgas y medidas de fuerza aparece clara por la advertencia en boca de los dirigentes gremiales, que consideran que “éste no es momento para negociar” y se amparan en el argumento de que en una etapa recesiva ninguna de las partes tiene mucho para ofrecer.

Según fuentes de la cartera laboral, es posible que el proceso comience con el gremio cinematográfico, donde la negociación podría transitar por aguas más o menos tranquilas.

Más allá de los conflictos que puedan llegar por el contenido de las negociaciones, los decretos reglamentarios tienen entre sus disposiciones algunos puntos que, a los ojos de algunos abogados de empresas son preocupantes:
• La norma que fija pautas para la representación de la parte empleadora en los convenios de actividad podría resultar en desmedro de las pequeñas y medianas empresas, porque los votos se contarán en función del tamaño de las dotaciones de los representados.

• Las dificultades en la definición de las representaciones empresarias podría traer, por otro lado, trabas para negociar. La ley establece un plazo de dos años para negociar -antes de la instancia posible de un arbitraje-, que correrá a partir de la convocatoria a las partes. “Si los empresarios definen su representación antes de ese momento, se podrá negociar, pero si no, nos podemos pasar los dos años discutiendo quién negocia”, advierten gremialistas.

• El Ministerio de Trabajo no reglamentó aún el Servicio Federal de Mediación y Arbitraje, que debería actuar si no hay acuerdo de partes. El mecanismo provisorio establecido dice que los funcionarios armarán un listado de posibles árbitros. Pero eso no convence: la OIT recomienda que el servicio de resolución de conflictos debe ser independiente del Gobierno.

De acuerdo a un artículo aparecido en BAE, la renegociación de los convenios colectivos ultraactivos de 1975 podría abrir las puertas de un tiempo de mayores conflictos laborales.

Este diario realizó una serie de consultas con asesores de los sectores empresario, sindical y del Gobierno.

Todos coinciden en que las negociaciones no serán para nada fáciles ya que la reglamentación de la reforma laboral no implica un gran llamado a paritarias, sino el hecho de “forzar” una negociación en los sectores que no lo hicieron hasta ahora por voluntad propia.

Uno de los ejemplos más claros, que dieron los consultados, es el sector metalúrgico, con el sindicato de Lorenzo Miguel,aunque en el Ministerio de Trabajo confiesan que también piensan que no será fácil la hora de convocar al gremio de aeronavegantes, de Alicia Castro.

Y a pesar de que el sindicato de Armando Cavalieri participó de muchos acuerdos por empresa, por la llegada de grandes cadenas, lo cierto es que cuando se habla de afectar el “convenio madre” del sector mercantil las resistencias comienzan a aflorar.

En ese escenario, de acuerdo a las opiniones recogidas por BAE la posibilidad de huelgas y medidas de fuerza aparece clara por la advertencia en boca de los dirigentes gremiales, que consideran que “éste no es momento para negociar” y se amparan en el argumento de que en una etapa recesiva ninguna de las partes tiene mucho para ofrecer.

Según fuentes de la cartera laboral, es posible que el proceso comience con el gremio cinematográfico, donde la negociación podría transitar por aguas más o menos tranquilas.

Más allá de los conflictos que puedan llegar por el contenido de las negociaciones, los decretos reglamentarios tienen entre sus disposiciones algunos puntos que, a los ojos de algunos abogados de empresas son preocupantes:
• La norma que fija pautas para la representación de la parte empleadora en los convenios de actividad podría resultar en desmedro de las pequeñas y medianas empresas, porque los votos se contarán en función del tamaño de las dotaciones de los representados.

• Las dificultades en la definición de las representaciones empresarias podría traer, por otro lado, trabas para negociar. La ley establece un plazo de dos años para negociar -antes de la instancia posible de un arbitraje-, que correrá a partir de la convocatoria a las partes. “Si los empresarios definen su representación antes de ese momento, se podrá negociar, pero si no, nos podemos pasar los dos años discutiendo quién negocia”, advierten gremialistas.

• El Ministerio de Trabajo no reglamentó aún el Servicio Federal de Mediación y Arbitraje, que debería actuar si no hay acuerdo de partes. El mecanismo provisorio establecido dice que los funcionarios armarán un listado de posibles árbitros. Pero eso no convence: la OIT recomienda que el servicio de resolución de conflictos debe ser independiente del Gobierno.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado