Pinochet: comienza el juicio por su extradición

Por el pedido de la Justicia de España. Tras cinco días de audiencias, el magistrado tendrá dos semanas para dar su fallo. El gobierno chileno apuesta a la "salida humanitaria" otorgada por Londres.

27 septiembre, 1999

La extradición del dictador chileno Augusto Pinochet a España por acusaciones de violación a los derechos humanos durante su presidencia de facto, entre 1973 y 1990, comenzará a ser discutida hoy en los tribunales de la Alta Corte de Londres. El proceso durará cinco días, durante los cuales se realizarán audiencias, mientras que la decisión del juez Ronald Bartle podría tomar dos semanas. De todas formas, puede extenderse por dos años si los abogados defensores deciden apelar la decisión del magistrado, o puede terminar con el senador vitalicio con una orden de extradición, pero liberado por “razones humanitarias” y deportado a Chile. Esta última variante es la que buscan desde el país trasandino los miembros del gobierno de Eduardo Frei, quienes consideran como posible que, una vez terminado el juicio, el ministro del Interior británico, Jack Straw, “perdone” por motivos humanitarios a Pinochet. La Cancillería chilena, por su parte, podría recurrir al Tribunal Internacional de La Haya una vez que Bartle dé a conocer su fallo.
(Página/12, Clarín)

La extradición del dictador chileno Augusto Pinochet a España por acusaciones de violación a los derechos humanos durante su presidencia de facto, entre 1973 y 1990, comenzará a ser discutida hoy en los tribunales de la Alta Corte de Londres. El proceso durará cinco días, durante los cuales se realizarán audiencias, mientras que la decisión del juez Ronald Bartle podría tomar dos semanas. De todas formas, puede extenderse por dos años si los abogados defensores deciden apelar la decisión del magistrado, o puede terminar con el senador vitalicio con una orden de extradición, pero liberado por “razones humanitarias” y deportado a Chile. Esta última variante es la que buscan desde el país trasandino los miembros del gobierno de Eduardo Frei, quienes consideran como posible que, una vez terminado el juicio, el ministro del Interior británico, Jack Straw, “perdone” por motivos humanitarios a Pinochet. La Cancillería chilena, por su parte, podría recurrir al Tribunal Internacional de La Haya una vez que Bartle dé a conocer su fallo.
(Página/12, Clarín)

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades