Petrobrás: cuadruplicará la emisión de bonos para financiar operaciones

Petróleo Brasileiro, el tipo de empresa estatal que descartó años atrás Argentina, incrementará la oferta de deuda patra cubrir el desarrollo de tres enormes descubrimientos submarinos, los mayores desde 1976 en el hemiferio occidental.

“Buscamos ser un emisor frecuente de títulos durante los cuatro años que empiezan en éste”, señalaba Almiro Barbassa, directo financiero de la empresa. Acababa de hacers una jira que incluyó Estados Unidos, los emiratos del golfo Pérsicoy Europa occidental.

Sólo en 2008, la compañía testigo ofrecerá US$ 3.600 millones en bonos, lo cual representa un salto respecto de los 800 millones anuales entre 2001 y 2007. Esto no es casual: se sabía de antemano que Standard & Poor’s iba a subir las calificaciones brasieñas, por vez primera en años. Así lo hizo el 30 de abril e impulsó 6,33% la bolsa de San Pablo.

Pero Petrobrás tiene un objetivo mucho más ambicioso: sumar US$ 11.000 millones en emisiones este mismo año. Vale decir, un salto enorme sobre los 600 millones de 2007. Por supouesto, la clave son nuevas necesidades –equipos perforadores, plataformas-, pues la exploración de los yacimientos exigirá alrededor de US$ 600.000 diarios: están 6.000 metros bajo la superficie, bajo una gruesa capa de salitre y en aguas profundas.

Los dos depósitos en el área Tupì probablemente contengan unos 8.000 millones de barriles en términos de crudo. La zona Carioca es mucho más promisoria: 30.000 a 33.000 millones. La compañía deberá, pues, tomar en los mercados más de US$ 4.000 millones anuales hasta 2012 (según proyecciones de Banco do Brasil), o sea una masa de 48.000 millones en un quinquenio.

Si se confirman los cateos iniciales en Carioca y se suman a Tupí, el conjunto de yacimientos superará a Saudiarabia, Kuwet y Rusia (excluyendo gas natural). Con una diferencia: se sospecha que las cifras sobre reservas en la península arábiga están infladas –por razones geopolìticas- con acuerdo de grandes compañías occidentales. Sea como fuere, pronto Brasil figurará entre las diez mayores potencias petroleras.

Entretanto, los hallazgos permitirán que los bonos de Petrobrás abone tasas inferiorea a las ofrecidas por rivales como British Petroleum o Petróleos Mexicanos.A los precios actuales (US$ 114 a 119 el barril de WTI), Tupí solo puede valer alrededor de US$ 900.000 millones. Debido a la doble crisis (malas hipotecas, iliquidez), las petroleras y eléctricas del mundo en desarrollo abonan hasta 3,3% sobre la tasa norteamericana de redescuento. El miércoles 30, la Reserva Federal la redujo a 3% (y a 2% la básica).

Sin duda, Brasil llega a la ligasa mayores merced a una empresa estatal testigo que explora, maneja el mercado y, además, tiene proyección internacional. Resulta irónica que su modelo histórico sea la ex Yacimientos Petrolíferos Fiscales argentina, malvendida en los años 90 por el régimen de Carlos Ménem.

“Buscamos ser un emisor frecuente de títulos durante los cuatro años que empiezan en éste”, señalaba Almiro Barbassa, directo financiero de la empresa. Acababa de hacers una jira que incluyó Estados Unidos, los emiratos del golfo Pérsicoy Europa occidental.

Sólo en 2008, la compañía testigo ofrecerá US$ 3.600 millones en bonos, lo cual representa un salto respecto de los 800 millones anuales entre 2001 y 2007. Esto no es casual: se sabía de antemano que Standard & Poor’s iba a subir las calificaciones brasieñas, por vez primera en años. Así lo hizo el 30 de abril e impulsó 6,33% la bolsa de San Pablo.

Pero Petrobrás tiene un objetivo mucho más ambicioso: sumar US$ 11.000 millones en emisiones este mismo año. Vale decir, un salto enorme sobre los 600 millones de 2007. Por supouesto, la clave son nuevas necesidades –equipos perforadores, plataformas-, pues la exploración de los yacimientos exigirá alrededor de US$ 600.000 diarios: están 6.000 metros bajo la superficie, bajo una gruesa capa de salitre y en aguas profundas.

Los dos depósitos en el área Tupì probablemente contengan unos 8.000 millones de barriles en términos de crudo. La zona Carioca es mucho más promisoria: 30.000 a 33.000 millones. La compañía deberá, pues, tomar en los mercados más de US$ 4.000 millones anuales hasta 2012 (según proyecciones de Banco do Brasil), o sea una masa de 48.000 millones en un quinquenio.

Si se confirman los cateos iniciales en Carioca y se suman a Tupí, el conjunto de yacimientos superará a Saudiarabia, Kuwet y Rusia (excluyendo gas natural). Con una diferencia: se sospecha que las cifras sobre reservas en la península arábiga están infladas –por razones geopolìticas- con acuerdo de grandes compañías occidentales. Sea como fuere, pronto Brasil figurará entre las diez mayores potencias petroleras.

Entretanto, los hallazgos permitirán que los bonos de Petrobrás abone tasas inferiorea a las ofrecidas por rivales como British Petroleum o Petróleos Mexicanos.A los precios actuales (US$ 114 a 119 el barril de WTI), Tupí solo puede valer alrededor de US$ 900.000 millones. Debido a la doble crisis (malas hipotecas, iliquidez), las petroleras y eléctricas del mundo en desarrollo abonan hasta 3,3% sobre la tasa norteamericana de redescuento. El miércoles 30, la Reserva Federal la redujo a 3% (y a 2% la básica).

Sin duda, Brasil llega a la ligasa mayores merced a una empresa estatal testigo que explora, maneja el mercado y, además, tiene proyección internacional. Resulta irónica que su modelo histórico sea la ex Yacimientos Petrolíferos Fiscales argentina, malvendida en los años 90 por el régimen de Carlos Ménem.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades