Persiste el estancamiento económico

En el segundo trimestre el PBI creció apenas 0,8% respecto al año anterior y no se observan señales de recuperación en la segunda mitad del año. Las cifras contrastan con la expansión de la economía mundial.

26 septiembre, 2000

El PBI real del segundo trimestre de 2000 creció apenas 0,8% respecto de igual período del año anterior, mientras que en términos desestacionalizados la actividad habría exhibido la segunda caída trimestral consecutiva, advierte el informe semanal de la gerencia de Estudios Económicos del Banco Provincia de Buenos Aires.

“La evidencia empírica recogida en el transcurso del tercer trimestre no presenta todavía señales que permitan observar una reversión clara del comportamiento anunciado”, agrega el estudio.

Más aún, “en agosto, los diferentes indicadores que miden la actividad industrial mostraron trayectorias descendentes, aunque de diferente magnitud”, indica.

Las cifras contrastan con las proyecciones del FMI, que hablan de un crecimiento anual del PBI mundial de 4,7%, el más elevado de los últimos 12 años. El organismo internacional estima un elevado repunte de la actividad económica en Latinoamérica (4,3% en 2000 y 4,5% en 2001), con las excepciones de la Argentina, Uruguay y Ecuador.

El informe puntualiza que el crecimiento de 0,8% registrado en el segundo trimestre responde a una suba de 1% en los sectores productores de servicios, y una retracción de 0,6% en la producción de bienes.

En este último rubro, las variaciones negativas más significativas se verificaron en pesca (-13,9%), construcciones (-10,5%) y agricultura, ganadería, caza y silvicultura (-3,5%).

Por contrapartida, la explotación de minas y canteras creció 20,5%, seguida por el suministro de electricidad, gas y agua (6,4%).

En un rango medio, la producción manufacturera (el sector más representativo por su capacidad de generación de valor agregado) avanzó 0,7%.

En términos descentralizados, la inversión bruta fija retrocedió 8,8% con respecto al primer trimestre de 2000, y se ubicó 21,5% por debajo de los elevados valores alcanzados en el primer trimestre de 1998.

El comportamiento de la inversión incidió sobre la evolución del PBI que, medido en términos desestacionalizados, “en el transcurso de la primera mitad del año exhibió una tendencia declinante”, señala el estudio.

Cabe recordar que las autoridades económicas proyectan una tasa de crecimiento anual del PBI de 2% (originalmente se había pautado 4%), por lo que para lograr tal objetivo la economía tendría que crecer a un ritmo de aproximadamente 3,1% en el segundo semestre.

“La evidencia empírica recogida durante los meses de julio y agosto no refleja una mejora en los niveles de producción que permita preanunciar el cumplimiento de los pronósticos oficiales”, sostiene el informe.

Por caso, el estimador mensual industrial (EMI), del Indec, mostró en el período julio/agosto un aumento de sólo 0,6% respecto de los significativamente bajos niveles del mismo bimestre de 1999 (con un retroceso de 1,9% en agosto).

Por su parte, la estimación preliminar de Fiel revela un retroceso 0,4% en el Indice de Producción Industrial (IPI) de agosto, con relación a igual mes del año anterior (más informacion en Contracción industrial en agosto).
Según la Uade, en tanto, la caída del nivel de actividad industrial habría sido de 0,8% entre similares períodos

El PBI real del segundo trimestre de 2000 creció apenas 0,8% respecto de igual período del año anterior, mientras que en términos desestacionalizados la actividad habría exhibido la segunda caída trimestral consecutiva, advierte el informe semanal de la gerencia de Estudios Económicos del Banco Provincia de Buenos Aires.

“La evidencia empírica recogida en el transcurso del tercer trimestre no presenta todavía señales que permitan observar una reversión clara del comportamiento anunciado”, agrega el estudio.

Más aún, “en agosto, los diferentes indicadores que miden la actividad industrial mostraron trayectorias descendentes, aunque de diferente magnitud”, indica.

Las cifras contrastan con las proyecciones del FMI, que hablan de un crecimiento anual del PBI mundial de 4,7%, el más elevado de los últimos 12 años. El organismo internacional estima un elevado repunte de la actividad económica en Latinoamérica (4,3% en 2000 y 4,5% en 2001), con las excepciones de la Argentina, Uruguay y Ecuador.

El informe puntualiza que el crecimiento de 0,8% registrado en el segundo trimestre responde a una suba de 1% en los sectores productores de servicios, y una retracción de 0,6% en la producción de bienes.

En este último rubro, las variaciones negativas más significativas se verificaron en pesca (-13,9%), construcciones (-10,5%) y agricultura, ganadería, caza y silvicultura (-3,5%).

Por contrapartida, la explotación de minas y canteras creció 20,5%, seguida por el suministro de electricidad, gas y agua (6,4%).

En un rango medio, la producción manufacturera (el sector más representativo por su capacidad de generación de valor agregado) avanzó 0,7%.

En términos descentralizados, la inversión bruta fija retrocedió 8,8% con respecto al primer trimestre de 2000, y se ubicó 21,5% por debajo de los elevados valores alcanzados en el primer trimestre de 1998.

El comportamiento de la inversión incidió sobre la evolución del PBI que, medido en términos desestacionalizados, “en el transcurso de la primera mitad del año exhibió una tendencia declinante”, señala el estudio.

Cabe recordar que las autoridades económicas proyectan una tasa de crecimiento anual del PBI de 2% (originalmente se había pautado 4%), por lo que para lograr tal objetivo la economía tendría que crecer a un ritmo de aproximadamente 3,1% en el segundo semestre.

“La evidencia empírica recogida durante los meses de julio y agosto no refleja una mejora en los niveles de producción que permita preanunciar el cumplimiento de los pronósticos oficiales”, sostiene el informe.

Por caso, el estimador mensual industrial (EMI), del Indec, mostró en el período julio/agosto un aumento de sólo 0,6% respecto de los significativamente bajos niveles del mismo bimestre de 1999 (con un retroceso de 1,9% en agosto).

Por su parte, la estimación preliminar de Fiel revela un retroceso 0,4% en el Indice de Producción Industrial (IPI) de agosto, con relación a igual mes del año anterior (más informacion en Contracción industrial en agosto).
Según la Uade, en tanto, la caída del nivel de actividad industrial habría sido de 0,8% entre similares períodos

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades