Peor competitividad de precios el año pasado

Si bien no resulta en niveles muy preocupantes, Argentina empeoró en este indicador en el último año, destaca un informe del IERAL, de la Fundación Mediterránea.

  • Para analizar la evolución de la competitividad de un país suele usarse el tipo de cambio real multilateral o bilateral, aunque existen otras formas de aproximarse. Una de ellas es la comparación de precios entre países de una canasta de bienes y servicios, medidos en una moneda común. En este sentido, IERAL realiza una comparación de precios de bienes y servicios seleccionados contra países de la región y otros del mundo, a partir del relevamiento de precios que desarrollan Numbeo y Preciosmundi.
  • En marzo de 2017, IERAL advertía que el país se encontraba con un claro problema de competitividad de precios, por cuanto nuestro país se encontraba más caro en el 60% de los casos, cuando se compraran 224 precios relevados (14 países y 16 productos).
  • En cambio, a septiembre de 2019 se podía contemplar que Argentina sólo presentaba precios más caros en el 8,5% de los casos, mejorando notablemente su competitividad de precios tras las subas del tipo de cambio ocurridas en 2018 y 2019.
  • En enero de 2021 puede observarse que la competitividad de precios ha empeorado en los últimos meses, pero aún sin presentarse un escenario tan preocupante como era el año 2017. Los precios de los bienes y servicios seleccionados son más caros en Argentina en un 29% de los casos, por arriba del 8,5% de septiembre de 2019, pero debajo del 60% de marzo de 2017.
  • En la comparación de precios en dólares entre 103 países, utilizando el tipo de cambio oficial, los productos relativamente más caros en Argentina, que se localizan en la mitad superior del ranking, serían automóviles (10° entre 103 países) y vestidos, en la posición 11°. Un poco más atrás lo siguen las zapatillas deportivas (37°), agua embotellada (44°) y el pan blanco (44°).
  • En los productos en que Argentina se ubica con precios más bajos, se destacan principalmente el vino (100°, solo tres países tienen el vino más barato que Argentina) y naranjas, en la posición 97°. También resulta pertinente destacar que el país cuenta con la carne vacuna entre las más baratas entre 103 países (posición 92°). Asimismo, el país cuenta con precios relativamente bajos en alquileres de departamento (92°), arroz blanco (82°), manzanas (77°) y tarifas de servicios públicos (77°).
  • Esto es, Argentina se posiciona más cara en bienes cuya política comercial protege, como automotores y textiles, y relativamente más barato en aquellos bienes que exporta, dada la existencia de derechos de exportación y otros componentes de un sesgo anti-exportador, así como en servicios públicos subsidiados.
  • Si bien el tipo de cambio real de Argentina (oficial) se ha apreciado en los últimos meses respecto a los valores alcanzados en medio del proceso electoral del 2019, cuando se comparan precios entre países la situación en enero 2021 se muestra todavía favorable a Argentina, aun cuando se perdió ventaja respecto al año pasado. No ocurre así en la comparación de precios con Brasil y México.
  • Lo anterior, junto a un tipo de cambio real multilateral que se ubica en el promedio de los últimos 20 años, llevan a pensar que el deterioro en la balanza comercial que se observa en los últimos meses no se deriva tanto de la pérdida de competitividad cambiaria, como de otros factores ligados a la política comercial y financiera que lleva a cabo la actual administración, y sus consecuencias, tales como la pérdida del crédito comercial, pero especialmente los malos incentivos que induce el cepo cambiario y la existencia de un tipo de cambio informal muy por arriba del oficial.
  • Si en 2021 el tipo de cambio aumenta por debajo de la inflación, podría volverse a una situación de escasa competitividad de precios en nuestro país, o tipo de cambio marcadamente bajo. Esto es lo más probable en un año con elecciones de medio término, en que el gobierno muy probablemente intentará usar el tipo de cambio nominal como ancla para la inflación, además de las tarifas de los servicios públicos.
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades