Paquistán: promesas de democracia

Musharraf, el líder golpista, pronunció su primer discurso. Dijo que gobernará el país de manera transitoria, aunque no dio fecha de elecciones. Advirtió a la India sobre la disputa por Cachemira.

18 octubre, 1999

En su primer discurso a la nación, el líder golpista paquistaní, general Pervez Musharraf, prometió ayer una “verdadera democracia” para su pueblo y dijo que gobernará el país en forma transitoria aunque no precisó fecha alguna para la realización de elecciones. Frente a las cámaras de la televisión, Musharraf dijo que además de llevar al pueblo a una democracia, respetará la libertad de prensa y la tolerancia religiosa. Asimismo, sostuvo que se establecerá un Consejo de Seguridad Nacional cívico-militar que se ocupará de gobernar Paquistán transitoriamente, pero no estableció cuándo entrará en funciones. El líder militar también hizo referencias especiales a la India, el eterno rival con el que Paquistán libró tres sangrientas guerras en sus 52 años de historia independiente. Musharraf advirtió al país vecino que la única manera de normalizar las relaciones es resolver el asunto clave de Cachemira: el golpista instó a Nueva Delhi a respetar las resoluciones de las Naciones Unidas, según las cuales la población de Cachemira deberá elegir a través de un referéndum si se anexa a Paquistán o a la India.
(Página/12, Clarín, La Nación)

En su primer discurso a la nación, el líder golpista paquistaní, general Pervez Musharraf, prometió ayer una “verdadera democracia” para su pueblo y dijo que gobernará el país en forma transitoria aunque no precisó fecha alguna para la realización de elecciones. Frente a las cámaras de la televisión, Musharraf dijo que además de llevar al pueblo a una democracia, respetará la libertad de prensa y la tolerancia religiosa. Asimismo, sostuvo que se establecerá un Consejo de Seguridad Nacional cívico-militar que se ocupará de gobernar Paquistán transitoriamente, pero no estableció cuándo entrará en funciones. El líder militar también hizo referencias especiales a la India, el eterno rival con el que Paquistán libró tres sangrientas guerras en sus 52 años de historia independiente. Musharraf advirtió al país vecino que la única manera de normalizar las relaciones es resolver el asunto clave de Cachemira: el golpista instó a Nueva Delhi a respetar las resoluciones de las Naciones Unidas, según las cuales la población de Cachemira deberá elegir a través de un referéndum si se anexa a Paquistán o a la India.
(Página/12, Clarín, La Nación)

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades