Otra amenaza comercial de Brasil

Si la Argentina no levanta antes de mediados de mes la prohibición de importar carne porcina de Río Grande do Sul, Brasil impondrá barreras a la importación de productos argentinos.

(EFE).- El ministro brasileño de Agricultura, Marcus Vinicius Pratini de Moraes, ha dado a la Argentina un plazo que vence el próximo día 15 para que anule su decisión de prohibir la importación de carne porcina del estado brasileño de Río Grande do Sul, informaron hoy (viernes 6) fuentes oficiales.

Portavoces de prensa de ese ministerio y del de Relaciones Exteriores informaron hoy que Pratini de Moraes ha advertido que “se adoptarán barreras” a productos argentinos si antes de ese día no se anula la disposición atribuida al Servicio Nacional de Sanidad de Calidad Agroalimentaria (Senasa) de la Argentina.

Según las fuentes, la decisión del Senasa fue comunicada a la Secretaría de Agricultura del gobierno regional de Río Grande do Sul y obedece a la detección de brotes de fiebre aftosa en ese estado fronterizo con la Argentina, aunque las autoridades brasileñas aseguran que está bajo control desde el pasado 22 de septiembre.

Brasil espera volver a declarar antes de diciembre próximo a Río Grande do Sul como área libre de aftosa y confía en que la erradicación total de la fiebre en el país se produzca antes de 2005.

El brote de aftosa en agosto pasado obligó a las autoridades a sacrificar 5.539 animales, que fueron inmediatamente incinerados y sepultados en gigantescas fosas abiertas en una decena de municipios de Río Grande do Sul.

Las pérdidas fueron calculadas en unos US$ 100 millones, principalmente por exportaciones frustradas, que equivalen a 4% de los US$ 2.500 millones recaudados anualmente con las exportaciones brasileñas de carne.

(EFE).- El ministro brasileño de Agricultura, Marcus Vinicius Pratini de Moraes, ha dado a la Argentina un plazo que vence el próximo día 15 para que anule su decisión de prohibir la importación de carne porcina del estado brasileño de Río Grande do Sul, informaron hoy (viernes 6) fuentes oficiales.

Portavoces de prensa de ese ministerio y del de Relaciones Exteriores informaron hoy que Pratini de Moraes ha advertido que “se adoptarán barreras” a productos argentinos si antes de ese día no se anula la disposición atribuida al Servicio Nacional de Sanidad de Calidad Agroalimentaria (Senasa) de la Argentina.

Según las fuentes, la decisión del Senasa fue comunicada a la Secretaría de Agricultura del gobierno regional de Río Grande do Sul y obedece a la detección de brotes de fiebre aftosa en ese estado fronterizo con la Argentina, aunque las autoridades brasileñas aseguran que está bajo control desde el pasado 22 de septiembre.

Brasil espera volver a declarar antes de diciembre próximo a Río Grande do Sul como área libre de aftosa y confía en que la erradicación total de la fiebre en el país se produzca antes de 2005.

El brote de aftosa en agosto pasado obligó a las autoridades a sacrificar 5.539 animales, que fueron inmediatamente incinerados y sepultados en gigantescas fosas abiertas en una decena de municipios de Río Grande do Sul.

Las pérdidas fueron calculadas en unos US$ 100 millones, principalmente por exportaciones frustradas, que equivalen a 4% de los US$ 2.500 millones recaudados anualmente con las exportaciones brasileñas de carne.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades