Obama se quedó con tres distritos en disputa y tiene 1.074 delegados contra 967 de Hillary

Ya las encuestas lo ubicaban mejor que Hillary Rodham Clinton en Maryland, Virginia y el distrito de Columbia (la capital federal). Ello le da mayor ventaja en total de delegados comprometidos. Pero todavía ambos rivales siguen muy cerca uno de otro.

12 febrero, 2008

La nueva proyección no invalida el cálculo anterior, 1.223 para el senador de Illinois, 1.098 para su rival neoyorquina. pues incluye “superdelegados”. En las internas demócratas del martes se jugaban 168 delegados. El miércoles a mediodía se señalaba a Obama comon triunfador en la capital federal (Washington DC), Maryland y Virginia.

En los tres distritos, Obama usufructuaba los resultados del domingo. Por el contrario, los roces entre la precandidata y su equipo de campaña empañaban la imagen de Hillary. La candidatura presidencial exige un mínimo de 2.025 votos en el caso demócrata.

Ahora, el desempate debiera darse entre el 19 y el “pequeño supermartes” del 4 de marzo. Mientras tanto, crecen los debates sobre si promover una fórmula unida. Pero, justamente, ambos precandidatos debieran alejarse en algún sentido para resolver entre Obama-Hillary o al revés. La situación de los republicanos es opuesta. John McCain, cómodo al frente -ni siquiera mencionó el tardío apoyo de George W.Bush-, tiene una horda de “vicepresidenciables”. Resta ver hasta dónde insistirá Michael Huckabee en hacer sapo.

La nueva proyección no invalida el cálculo anterior, 1.223 para el senador de Illinois, 1.098 para su rival neoyorquina. pues incluye “superdelegados”. En las internas demócratas del martes se jugaban 168 delegados. El miércoles a mediodía se señalaba a Obama comon triunfador en la capital federal (Washington DC), Maryland y Virginia.

En los tres distritos, Obama usufructuaba los resultados del domingo. Por el contrario, los roces entre la precandidata y su equipo de campaña empañaban la imagen de Hillary. La candidatura presidencial exige un mínimo de 2.025 votos en el caso demócrata.

Ahora, el desempate debiera darse entre el 19 y el “pequeño supermartes” del 4 de marzo. Mientras tanto, crecen los debates sobre si promover una fórmula unida. Pero, justamente, ambos precandidatos debieran alejarse en algún sentido para resolver entre Obama-Hillary o al revés. La situación de los republicanos es opuesta. John McCain, cómodo al frente -ni siquiera mencionó el tardío apoyo de George W.Bush-, tiene una horda de “vicepresidenciables”. Resta ver hasta dónde insistirá Michael Huckabee en hacer sapo.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades