Obama se propone reiniciar la economía

Barack Obama propuso dar vuelta la página e iniciar de nuevo la economía. Anunció un aumento del salario mínimo para poner de pie a la clase media

13 febrero, 2013

En el tradicional discurso anual ante el congreso de la nación el reelecto presidente Obama anunció que Estados Unidos y le Unión Europea iniciarán negociaciones para un acuerdo comercial bilateral transatlántico, una decisión que vuelve a colocar el comercio en el centro de los esfuerzos por fomentar crecimiento en las grandes economías industriales. 

Su discurso fue aplaudido en numerosas ocasiones, pero el aplauso cobró vigor cuando se refirió a la proyectada reforma de la ley de armas. El público incluía numerosos familiares de víctimas de la violencia que aplaudieron con entusiasmo cuando Obama enumeró los incidentes de ataques de los últimos dos años y dijo que además de restricciones a la venta de armas automáticas se debía imponer un estricto control de las compras. 

En repetidas oportunidades se refirió  al tema de su campaña por la reelección: promover políticas que, asegura, elevan el ingreso de las familias de clase media. 

Afirmó que es tarea de su generación volver a encender el verdadero motor del crecimiento económico de Estados Unidos: la clase media y propuso un aumento en el salario mínimo de US$7,25 la hora a US$ 9, ligado al costo de vida. El aumento del salario mínimo significará, dijo, una vuelta del estímulo a la economía. 

Sus palabras: Éste es el momento de actuar de forma audaz y sensata, no sólo para reactivar esta economía, sino para sentar nuevas bases para una prosperidad perdurable. Éste es el momento de impulsar la generación de empleo, reactivar los préstamos e invertir en sectores como el de energía, cuidado de salud y educación, que harán que nuestra economía crezca, incluso a la vez que tomamos las difíciles decisiones de reducir nuestro déficit. Ése es el propósito de mi plan económico: Es un plan que comienza con el empleo. 

Los republicanos se oponen a los aumentos en el salario mínimo por la posibilidad de que eso lleve a las empresas a despedir trabajadores.

El reelecto presidente dijo que la principal tarea del paíos es estabilizar el presupuesto, por lo que pidió a los republicanos que den marcha atrás con los recortes automáticos de gastos (la mitad de ellos del presupuesto de defensa) que entrarán en vigencia el próximo primero de marzo. “Esos recortes súbitos, graves y arbitrarios pondrían en peligro nuestra disponibilidad militar. Devastarían prioridades tales como la educación, la energía, y las investigaciones médicas. Definitivamente desacelerarían nuestra recuperación y nos costarían cientos de miles de empleos”.

Obama reclama que la próxima ronda de negociaciones para reducción del déficit incluya más ingresos, principalmente proveniente de impuestos personales y empresariales, mientras los republicanos exigen que esos ingresos provengan solamente de reducciones en el gasto público. Ofreció reformar Medicare, el programa que financia la salud de la gente mahyor como parte de un amplio compromiso bipartidista sobre el presupuesto, pero su propuesta no logró avanzar mucho con los republicanos. 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades