Obama es Gardel para los obreros de la construcción

Centenares de trabajadores estadounidenses retienen puestos o los recobran gracias a un paquete de estímulos por US$ 787.000 millones. Pero, mientras tanto, otros sectores del campo privado generaron 530.000 despidos en abril.

<p>Por supuesto, la construcci&oacute;n hab&iacute;a sido muy golpeada por la larga recesi&oacute;n inmobiliaria en el segmento residencial &ndash;lleva dieciocho meses-, causada por la crisis de malas hipotecas. Seg&uacute;n datos del departamento federal de trabajo, el sector acumulaba a fines de abril alrededor de 1.740.000 desocupados. <br />
<br />
No obstante, la tasa de desempleo en la construcci&oacute;n hab&iacute;a cedido de 21,1% en marzo a 18,7% al mes siguiente. Aun as&iacute;, la cifra m&aacute;s que doblaba el 8,9% registrado por el &iacute;ndice general. Pero los despidos (&ldquo;puestos eliminados&rdquo;, seg&uacute;n el eufemismo en curso) bajaron de 135.000 a 110.000, o sea 18,5%, entre marzo y abril. <br />
<br />
Contratistas, empresas y sindicatos coinciden en que aquel masivo paquete de est&iacute;mulos – los conservadores sostienen que hipoteca el futuro del pa&iacute;s- es clave directa de la reactivaci&oacute;n sectorial. El gobierno de Barack Obama, en efecto, cifra sus mayores esperanzas pol&iacute;ticas y sociales en una l&iacute;nea de acci&oacute;n opuesta al rescate de banqueros. <br />
<br />
<br />
</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades