“No olvidaré lo que dijo”

Así se despidió Donald Trump del Papa después de una entrevista que duró 29 minutos exactamente. Francisco, a su vez, le deseó buena suerte.

El Vaticano dijo que la reunión fue cordial  y reflejó “buenas relaciones bilaterales” a la vez que expresó el deseo de que haya buenas relaciones entre Estados Unidos y la Iglesia Católica en salud, educación y asistencia a los inmigrantes”.

El comunicado de la santa sede dijo también que hubo “intercambio de ideas” en asuntos internacionales, que incluyó el diálogo interreligioso, la promoción de la paz y la protección de las comunidades cristianas en el Medio oriente. Trump llegó a Roma desde Israel y se entrevistará con el Primer Ministro Paolo Gentiloni y luego viajará a una cumbre de la OTAN en Bruselas.

 

Muchos dudaban de la primera gira del presidente norteamericano incluyera una parada en el Vaticano. Desde el comienzo de su pontificado Francisco defendió la causa de los inmigrantes y Trump propuso levantar una pared para que no entren inmigrantes mexicanos y buscó limitar el ingreso de musulmanes. Se temía que ambos líderes no pudieran zanjar sus diferencias.

 

Hubo intercambio de regalos. El papa dio a Trump un medallón de la paz y copias de sus principales escritos. Trump, a su vez, le regaló libros escritos por Martin Luther King Jr. “Creo que los va a disfrutar, le dijo”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades