Modificaciones al presupuesto 2001

Las analizó De la Rúa con ministros y legisladores. El objetivo: llegar a un presupuesto consensuado con el PJ y el Frepaso, quienes se oponen al proyecto original.

17 octubre, 2000

El presidente Fernando de la Rúa convocó ayer (lunes 16) a una reunión de funcionarios del Gobierno y legisladores del oficialismo, de la que no participó ningún referente del Frepaso.

De la Rúa había invitado , a participar de la reunión al jefe de bloque de diputados de la Alianza, Darío Alessandro quien no asistió por encontrarse en Mar del Plata.

La reunión tenía como objetivo, la reformulación de algunos puntos del proyecto de presupuesto para el año próximo, teniendo en cuenta las posturas críticas que adelantaron el Frepaso y el Partido Justicialista.

Se señala que ,el jefe del Estado sus ministros y legisladores, analizaron algunos caminos alternativos para llegar a dos claros objetivos político-técnicos: por un lado, instrumentar el mismo recorte presupuestario de $ 700 millones por una vía que no sea una poda en el sector social o en las administraciones provinciales, y, por otra parte, evitar una eventual fisura en el bloque de 115 diputados de la Alianza.

Más allá de la anunciada oposición del peronismo, el proyecto de presupuesto que presentara el gobierno tampoco cuenta con el beneplácito del Frepaso; el debate por esta ley se convertirá, entonces, en una prueba fundamental para “testear” la unidad de la Alianza tras la salida de Carlos Alvarez del Gobierno.

Desde el Frepaso, Alessandro había expresado anteayer que no tolerarán “nuevos ajustes a las cuentas públicas”; uno de los hombres de mayor confianza de Alvarez se refería así al recorte del presupuesto que apunta a podar $ 200 millones en el PAMI, al recorte del subsidio a las naftas y el gas en la Patagonia, a la continuidad de la reducción del 12% en el salario de los trabajadores estatales y a la disminución de fondos de algunos programas sociales, entre otras cuestiones.

De acuerdo a las informaciones que circularon después de la reunión en Olivos, las alternativas posibles para materializar por otro camino o evitar el recorte de $ 700 millones se analizaron los siguientes puntos:
1. Una baja de los aranceles de importación de los bienes de capital.

2. La reinstalación de los aportes patronales para las empresas públicas privatizadas. Por medio de esta vía se evalúa que podrían recaudarse $ 100 millones más de lo previsto.

3. La aplicación de 21% de IVA en la televisión por cable (actualmente es de 10,5%).

El Gobierno estaría dispuesto a escuchar propuestas alternativas y buscar cualquier otra vía para arribar a los $ 700 millones de recorte previstos en el presupuesto para cumplir así con la ley de convertibilidad fiscal.

En este sentido, el jefe de Gabinete y el secretario de Hacienda, Mario Vicens, se reunirán hoy con la mesa de conducción del bloque de diputados de la Alianza y con los legisladores oficialistas que integran la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

El presidente Fernando de la Rúa convocó ayer (lunes 16) a una reunión de funcionarios del Gobierno y legisladores del oficialismo, de la que no participó ningún referente del Frepaso.

De la Rúa había invitado , a participar de la reunión al jefe de bloque de diputados de la Alianza, Darío Alessandro quien no asistió por encontrarse en Mar del Plata.

La reunión tenía como objetivo, la reformulación de algunos puntos del proyecto de presupuesto para el año próximo, teniendo en cuenta las posturas críticas que adelantaron el Frepaso y el Partido Justicialista.

Se señala que ,el jefe del Estado sus ministros y legisladores, analizaron algunos caminos alternativos para llegar a dos claros objetivos político-técnicos: por un lado, instrumentar el mismo recorte presupuestario de $ 700 millones por una vía que no sea una poda en el sector social o en las administraciones provinciales, y, por otra parte, evitar una eventual fisura en el bloque de 115 diputados de la Alianza.

Más allá de la anunciada oposición del peronismo, el proyecto de presupuesto que presentara el gobierno tampoco cuenta con el beneplácito del Frepaso; el debate por esta ley se convertirá, entonces, en una prueba fundamental para “testear” la unidad de la Alianza tras la salida de Carlos Alvarez del Gobierno.

Desde el Frepaso, Alessandro había expresado anteayer que no tolerarán “nuevos ajustes a las cuentas públicas”; uno de los hombres de mayor confianza de Alvarez se refería así al recorte del presupuesto que apunta a podar $ 200 millones en el PAMI, al recorte del subsidio a las naftas y el gas en la Patagonia, a la continuidad de la reducción del 12% en el salario de los trabajadores estatales y a la disminución de fondos de algunos programas sociales, entre otras cuestiones.

De acuerdo a las informaciones que circularon después de la reunión en Olivos, las alternativas posibles para materializar por otro camino o evitar el recorte de $ 700 millones se analizaron los siguientes puntos:
1. Una baja de los aranceles de importación de los bienes de capital.

2. La reinstalación de los aportes patronales para las empresas públicas privatizadas. Por medio de esta vía se evalúa que podrían recaudarse $ 100 millones más de lo previsto.

3. La aplicación de 21% de IVA en la televisión por cable (actualmente es de 10,5%).

El Gobierno estaría dispuesto a escuchar propuestas alternativas y buscar cualquier otra vía para arribar a los $ 700 millones de recorte previstos en el presupuesto para cumplir así con la ley de convertibilidad fiscal.

En este sentido, el jefe de Gabinete y el secretario de Hacienda, Mario Vicens, se reunirán hoy con la mesa de conducción del bloque de diputados de la Alianza y con los legisladores oficialistas que integran la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades