Merma importadora estanca a la Industria

La caída de las ventas al exterior en el primer trimestre marcó el superávit comercial periódico más bajo desde el 2000, con una diferencia entre exportaciones e importaciones de u$s121 millones, según UNSM.

La causa de que en marzo, según el INDEC, la balanza comercial evidenciara un resultado positivo de apenas u$s41 millones (94% inferior a la del año pasado) reside en la caída de las exportaciones (16%), constituida principalmente por la disminución en un 42% de los productos primarios y las Manufacturas de Origen Industrial en un 11%, respecto del mismo mes de 2013, en tanto que las importaciones verificaron una  baja del 4%, señala el Boletín Económico del Centro de Investigación y Medición Económica de la Universidad Nacional de San Martín.

En cuanto a los motivos del descenso de las exportaciones primarias podemos citar la caída del precio de la tonelada de maíz, en primera instancia, que sumada a la caída de las ventas del trigo han tenido un impacto importante en un período en el que aún no se comienza a liquidar la cosecha de soja.

 

En relación con la baja de las exportaciones industriales, hay quienes sostienen que es producto de las menores importaciones debido a que la industria en nuestro país es fuertemente dependiente de los insumos importados.

 

En cuanto a los causantes de la fuerte desaceleración en la producción industrial podemos citar, entre otros, a la disminución en la demanda brasileña, que afecta en mayor medida a la industria automotriz, rubro que registró en el mes de marzo 2014 la mayor baja interanual 25,1%, según datos oficiales.

 

En lo que respecta a marzo 2014, según el INDEC, la industria manufacturera mostró por octavo mes consecutivo baja de un 6% en la variación respecto a marzo 2013, respecto a febrero también mostró disminución, siendo ésta de 1,8%.

 

Caso similar se observó en el acumulado del primer trimestre del año, con un descenso de 3,3%., estos datos son considerados en términos desestacionalizados.

 

En este sentido, las expectativas para los próximos tres meses no son muy favorables.

 

Según datos extraídos de la encuesta cualitativa industrial, como se viene observando en meses previos, los empresarios vislumbran un escenario de estancamiento en el sector industrial respecto al mismo período de análisis de 2013.

 

Las firmas que anticipan un ritmo estable en la demanda interna ascienden al 69,4% el 17,5% prevé una baja, mientras que el 13,1% restante estima una suba.

 

El 63,6% de las empresas consultadas prevén un ritmo estable en sus exportaciones totales segundo el trimestre de 2014 con respecto a igual periodo del año anterior, el 19,2% anticipa una suba y el 17,2% augura que disminuirán.

 

El 73,2% de las firmas anticipan un ritmo estable en sus importaciones totales de insumos, el 15,5% prevé una merma y apenas el 11,3% anticipa un aumento.

 

Asimismo, según datos de fuentes privadas la industria manufacturera representa un nivel del 15,5% de la economía, mostrando un fuerte retroceso respecto al año 2004 donde se había registrado una participación del 16,8%, estos datos dejan evidenciada la menor participación de la industria en el PBI, llegando a niveles considerados en el 2001.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades