Mejoró el riesgo país

Una fuerte recuperación de los bonos soberanos, adjudicada a la atracción de los precios bajos y al "efecto Cavallo", hizo retroceder 0,43% la tasa de riesgo país.

27 octubre, 2000

Según los analistas financieros, los mercados mostraron cierto entusiasmo, o por lo menos tranquilidad, cuando analizaron que el Gobierno se había nutrido de nuevas ideas y cerraba acuerdos estratégicos que le permitirán enfrentar con mejores perspectivas la desconfianza de los operadores y le darán oxígeno para sacar la economía de la parálisis actual.

El cambio de humor, provocado según advierten los entendidos, por la atracción que provocaron los bajos precios de los bonos y por la reunión entre Alfonsín y Cavallo, permitió una auspiciosa recuperación de los papeles que representan riesgo argentino puro, los que subieron algo más de 2% y permitieron hacer bajar a 875 puntos básicos la tasa de riesgo país.

Esto catapultó una fuerte suba de 4% en la bolsa porteña, motorizada por el incremento récord para una rueda de 13% que lograron los papeles del Grupo Financiero Galicia.

El sorprendente repunte tuvo que ver con la reunión en “muy buenos términos” que mantuvo anteayer (miércoles 25) Cavallo con el jefe de la UCR Raúl Alfonsín.

Especialmente cuando se conoció que diputados de la Alianza, Acción por la República (la fuerza que conduce el ex ministro) y los partidos provinciales habían difundido un documento público mediante el que se comprometieron a aprobar “lo antes posible” y sin cambios el proyecto de presupuesto para 2001 en lo que definieron como un gesto para llevar “tranquilidad a los mercados”; parece que, aunque sea en parte, lo lograron.

“Todo fue tranquilizador. Además Cavallo como soporte del Gobierno, aunque no ocupe un cargo, aparece como una garantía para los mercados externos”, apuntó Mariano Tavelli, de Tavelli y Cía.

Su colega Horacio Bonavía, de Portfolio Investment, opinó en el mismo sentido.

Al cuadro optimista se sumó el renovado apoyo del Fondo Monetario Internacional y la insistente versión de que la comunidad financiera internacional aprobaría un paquete de ayuda financiera a la Argentina por US$ 15.000 millones para descomprimir la presión de los mercados.

Sin embargo, la especie volvió a ser desmentida por el Gobierno.

Según los analistas financieros, los mercados mostraron cierto entusiasmo, o por lo menos tranquilidad, cuando analizaron que el Gobierno se había nutrido de nuevas ideas y cerraba acuerdos estratégicos que le permitirán enfrentar con mejores perspectivas la desconfianza de los operadores y le darán oxígeno para sacar la economía de la parálisis actual.

El cambio de humor, provocado según advierten los entendidos, por la atracción que provocaron los bajos precios de los bonos y por la reunión entre Alfonsín y Cavallo, permitió una auspiciosa recuperación de los papeles que representan riesgo argentino puro, los que subieron algo más de 2% y permitieron hacer bajar a 875 puntos básicos la tasa de riesgo país.

Esto catapultó una fuerte suba de 4% en la bolsa porteña, motorizada por el incremento récord para una rueda de 13% que lograron los papeles del Grupo Financiero Galicia.

El sorprendente repunte tuvo que ver con la reunión en “muy buenos términos” que mantuvo anteayer (miércoles 25) Cavallo con el jefe de la UCR Raúl Alfonsín.

Especialmente cuando se conoció que diputados de la Alianza, Acción por la República (la fuerza que conduce el ex ministro) y los partidos provinciales habían difundido un documento público mediante el que se comprometieron a aprobar “lo antes posible” y sin cambios el proyecto de presupuesto para 2001 en lo que definieron como un gesto para llevar “tranquilidad a los mercados”; parece que, aunque sea en parte, lo lograron.

“Todo fue tranquilizador. Además Cavallo como soporte del Gobierno, aunque no ocupe un cargo, aparece como una garantía para los mercados externos”, apuntó Mariano Tavelli, de Tavelli y Cía.

Su colega Horacio Bonavía, de Portfolio Investment, opinó en el mismo sentido.

Al cuadro optimista se sumó el renovado apoyo del Fondo Monetario Internacional y la insistente versión de que la comunidad financiera internacional aprobaría un paquete de ayuda financiera a la Argentina por US$ 15.000 millones para descomprimir la presión de los mercados.

Sin embargo, la especie volvió a ser desmentida por el Gobierno.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades