Matan no menos de 40 manifestantes en Yemen

Policía y brigadas adictas al gobierno de Alí Abdallá Saleh abrieron fuego el viernes –día de oración-sobre gente que protestaba. Pero esta violencia no logró dispersar la mayor multitud que se recuerda agrupada en el centro de Sanaa, la capital.

<p>El presidente renov&oacute; el estado de sitio impuesto semanas atr&aacute;s. Este nivel de agresividad deja atr&aacute;s lo visto en previos choques callejeros no solo en la principal ciudad, sino en Ad&eacute;n y otros centros urbanos. Todos exigen el inmediato derrocamiento del aut&oacute;crata, que lleva veinticinco a&ntilde;os atornillado en el sill&oacute;n.<br />
<br />
Esta escalada represiva parece inspirada en los ejemplos de Libia y Bahrein. Particularmente el segundo. Pero este nuevo estallido abre otro cap&iacute;tulo en Yemen, un actor contradictorio en la cada d&iacute;a m&aacute;s agitada pen&iacute;nsula ar&aacute;biga.<br />
<br />
Por una parte, el norte del pa&iacute;s es cuna del clan bin Laden y una activa secci&oacute;n de al-Qaeda. Por la otra, en teor&iacute;a es aliado de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo.<br />
<br />
Barack Obama, que no vive sus mejores momentos en Levante, exigi&oacute; a Saleh cumplir su compromiso, en cuanto a permitir que los opositores se expresen p&uacute;blicamente en paz. Con bajas superiores a cuarenta, los hospitales han revelado que la cantidad de heridos pasa de doscientos.</p>
<p>&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades